Haz tu propio estanque


Si estás pensando en añadir un punto de agua a tu jardín, no lo dudes, nosotros te explicamos lo que has de hacer, 

paso a paso, para tener un estanque en tu jardín de forma fácil y sencilla.

Haz tu propio estanque

  • Elige un lugar soleado del jardín: a la mayoría de las plantas acuáticas les encanta el sol. Sitúa el estanque lejos de los arbustos y árboles: sus hojas harían difícil mantenerlo limpio.
  • Dibuja con harina la silueta de tu jardín acuático sobre el suelo. Evita las líneas rectas para que parezca lo más natural posible.
  • Realiza una excavación, de unos 40 cm de profundidad. Deja un escalón alrededor del estanque o sólo en uno de los lados, para crear una zona de aguas poco profundas cuando el estanque esté terminado.
Haz un hoyo para el estanque
  • Cubre el fondo del hoyo con una capa de arena de río y alísala bien.
  • Extiende una lámina de plástico grueso sobre el estanque. Apriétala hacia abajo para que tome la forma del fondo y coloca piedras o ladrillos alrededor del borde para mantenerla en sitio.

Importante: Comprueba que la lámina no tenga agujeros, iluminándola por la noche desde atrás con una linterna y buscando pinchazos de luz.

  • Llena el hoyo de agua. El plástico se acomodará sobre el fondo y tendrás que quitar las piedras para que vuelva a encontrar su posición.
  • Cubre los bordes con tierra y decora con rocas o con un enlosado.

Rellenar el estanque con agua

Si quieres conocer más sobre el autor:

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.