La tierra vegetal


El buen suelo de jardín se conoce como tierra vegetal. Es una mezcla maravillosa de arena, limo, arcilla y materia orgánica, en sus correctas proporciones, dependiendo del tipo de tierra que necesiten las plantas.

tierra vegetal

Para saber cuánta arcilla, limo y arena contiene tu suelo, haz barro con él y amásalo entre tus dedos. Es la forma más fácil de averiguar qué tipo de tierra tienes en el jardín.

  • Si el barro está granuloso, contiene arena.
  • Si el barro está resbaladizo, contiene limo o cieno.
  • Si el barro está pegajoso, contiene arcilla.

 

La arena (como la de la orilla de un río) y el limo o cieno (tierra muy fina, casi polvo) ayudan al suelo a drenar bien, reteniendo la cantidad justa de agua, y asegurando que haya suficiente aire para la respiración de los millones de animales y vegetales que viven en él.

La arcilla es un arma de doble filo, puede ayudar a compactar algo el suelo, reteniendo el agua y los nutrientes… o si es muy abundante, hacerlo impracticable al formar bloques o terrones duros, de difícil extracción por parte de las plantas. Para saber si tu tierra contiene mucha arcilla prueba hacer esto:

  • Comprime tanta tierra como puedas y trata de amasar pequeñas “salchichas” de barro entre las palmas de tus manos. Cuanto más fáciles te resulten de amasar, ¡Peligro! más arcilla tiene tu suelo.

 

La materia orgánica es otra parte fundamental del suelo, sin ella las plantas no podrían vivir, pues es rica en nutrientes y microorganismos. Se trata de la auténtica despensa del terreno, del cual las plantas se alimentan.

Si quieres conocer más sobre el autor:

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.