Jardinería para niños (así de fácil) » Salva tus plantas del frío

Salva tus plantas del frío


A excepción de las especies de hoja caduca y las resistentes Coníferas, todas las plantas acusan en mayor o menor grado los efectos del frío. En la zona climática de tu jardín, puede hacerlo y muy intenso, sobre todo si se encuentra en el centro o en una región montañosa; aquí te contamos cómo proteger las plantas de tu jardín, terraza o del mismo salón de casa.

Niños protegiendo las plantas del frío

Elige bien las especies:

Mantener en perfectas condiciones el jardín y la terraza durante la temporada con temperaturas más bajas, permitirá que tus seres verdes decoren durante este tiempo con plena normalidad. Se trata de que tus jardineras, macizos, césped, etc., se mantengan soportando sin problemas las duras condiciones reinantes en el ambiente y para ello la clave se encuentra en la elección adecuada de las especies que se adapten a la perfección al clima reinante en tu zona; son esas plantas que tu vivero o centro de jardinería te aconsejará para que no cometas errores iniciales.

Si vives en el atlántico, con inviernos suaves y húmedos, camelias, rododendros, brezos, hebes, etc., te permitirán vegetaciones y floraciones invernales espectaculares año tras año. En la zona centro peninsular en cambio, con frío duro y seco de diciembre a marzo, serán felices las Coníferas, las plantas de hoja caduca, muchos arbustos con bayas, vivaces alpinas… y en la zona del mediterráneo, resulta práctico y bellísimo recurrir en invierno a los cipreses, hibiscos, las crasas floridas, las trepadoras de costa, los cítricos y muchas más atracciones llenas de color en esa estación.

Flor protegida del frío

Pero aún plantadas en su región climática ideal, todas estas especies sufrirían si tuvieran que luchar contra los más duros meteoros invernales: la helada, los vientos gélidos, la nieve, la escarcha… Debes conceder la prioridad de tus desvelos al factor exposición, porque si tus plantas miran hacia el norte, que es el punto cardinal del que suelen venir las heladas más fuertes, el riesgo de muerte para muchas especies es máximo. Planta tus ejemplares favoritos en emplazamientos protegidos, por ejemplo bajo los setos, en rincones próximos a la casa, lejos de la barandilla de la terraza, o simplemente prepárate para taparlos durante las noches más frías.

Si quieres conocer más sobre el autor:

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.