Jardinería para niños (así de fácil) » Tus enemigos, siempre a raya (y2)

Tus enemigos, siempre a raya (y2)


Como dijimos en el anterior artículo son muchos los enemigos que acechan a nuestras plantas. Por eso te ampliamos los principales enemigos de las plantas para que sepas como actuar en cada caso.

Mantenlos a raya

MohoMohos

    • Reconócelos: la botritis y otros hongos menos conocidos de pudrición, son mohos blancos o grises que se instalan en los cogollos de hojas y en los frutos de las especies rastreras, como fresa, begonia, pepino, ciclamen, etc.
    • Contrólalos: nada como evitar los encharcamientos para luchar contra los mohos u hongos de pudrición. Mantén el suelo bien aireado, riega por goteo y elimina las hojas y frutos estropeados.

 

OrugasOrugas

    • Reconócelas: son las larvas de los Lepidópteros, es decir de las mariposas. Se reconocen por poseer tres pares de falsas patas y emplearlas para avanzar con un típico movimiento de contracción sobre su zona trasera. Devoran las hojas de las coles, lilos, fotinias, ciruelos, hortensias, etc.
    • Contrólalas: caza las mariposas y llévatelas a otro lugar antes de la puesta. Unta con pegamento especial los troncos para evitar que suban a las copas de árboles y arbustos.

 

Mariposa africanaMariposa africana

    • Reconócela: es una de las plagas que ha hecho su parición en último lugar en nuestro país. Es una mariposa sudafricana que está diezmando nuestros geranios de manera imparable. Se manifiesta por agujeros en los troncos, caída de hojas y flores y decaimiento general de la planta.
    • Contrólala: observa tus geranios con frecuencia. Si ves mariposas marrones y pequeñas revoloteando, trata tu planta con un producto fitosanitario antitaladro del geranio. Si ves agujeros en los troncos, córtalos por la parte sana e inicia los tratamientos.

 

Golpe de calorGolpe de calor

    • Reconócelo: cuando sobreviene el calor en primavera de manera súbita, las plantas no consiguen absorber por las raíces toda el agua que necesitan para que sus hojas transpiren. Entonces se marchitan y mueren.
    • Contrólalo: mantente alerta cuando cambia el tiempo. Si suben las temperaturas bruscamente, echa a andar el riego varias veces al día, aunque durante poco tiempo. De esta manera tus plantas estarán siempre hidratadas y a salvo de la desecación.

 

golpe de fríoHelada tardía

    • Reconócela: nadie puede esperar que en plena primavera, con los árboles frutales en flor e incluso con su fruta cuajada, arribe una helada. Si sucede, el resultado es descorazonador, con la cosecha por los suelos y las plantas ennegrecidas por el frío.
    • Contrólala: atención a la información meteorológica, suele predecir con efectividad estas heladas. Si lo hace, tapa tus ejemplares con plásticos, sábanas viejas, etc., o moja tus plantas antes de amanecer, para que el calentamiento por el sol de la mañana se efectúe de modo más gradual.
Tus enemigos, siempre a raya

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.