Calendario del jardín: Cuidados y labores » Así está el jardín en mayo

Así está el jardín en mayo


¿Sabías que la rosa (Rosa sp.) es la flor más popular del mundo? ¿que prácticamente no hay jardín en el que falte, al menos, un ejemplar de cualquiera de sus numerosísimas especies y variedades? ¿que es la flor más manipulada, mejorada, seleccionada y vendida de todas?...Y mayo es su mes.

Así está el jardín en mayo

Ahora florecen todas, consiguiendo llenar de colores, formas y aromas nuestros rincones favoritos al sol. Las tiene de todos los portes y tamaños, desde las enanas miniatura de un palmo, hasta las gigantescas trepadoras de 6-8 metros. Con corolas simples, de 5 pétalos, hasta las complicadas centipétalas. Crea tu macizo de rosas, o rosaleda, y disfruta de todas sus bellísimas facultades en mayo y prácticamente en el resto de la temporada cálida, hasta bien entrado el otoño.

También en este mes, las rocallas están tapizadas de flores de vivaces que, aunque por separado son muy modestas, en conjunto forman verdaderas alfombras de tonos blancos, amarillos, azules o rosa.

No olvides, asimismo, que en estos días debes plantar las especies anuales de floración estival que sembraste en abril. Esta operación es el repicado, y nos referimos a petunias, claveles chinos, ageratos, cosmos, lavateras, nicotianas…

Así está el jardín en mayo

Reserva los lugares más visibles del jardín para estas plantitas que conforman verdaderas manchas de colores rabiosos hasta agosto y aún más adelante si las recortas en julio.

Muchos árboles también florecen y ayudan a decorar el estrato superior del jardín. Son los castaños de Indias (Aesculus hippocastanum), tuliperos (Liriodendron tulipifera), magnolios (Magnolia grandiflora), robinias o falsas acacias (Robinia pseudoacacia), etc.

El césped crece y crece, obligándote a segar y regar sin cesar (por eso es aconsejable no sembrar demasiados metros cuadrados); los setos se tupen, aislándote de vistas, vientos y polvo; y en el huerto, manzanos, membrilleros y perales han florecido, mientras las cerezas ya han cogido color y se pueden recolectar.

Aprovecha una mañana fresquita o emplee el atardecer, y planta los tomates, pimientos y berenjenas que, aunque siempre dan mucho trabajo y salen más caros que si se compran en la frutería, no dejarán de ser los amados y valiosísimos frutos de tu tierra.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.