Calendario del jardín: Cuidados y labores » Comprar y plantar un rosal en 8 pasos

Comprar y plantar un rosal en 8 pasos


Existe una gran variedad de rosales, aptos para casi cualquier rincón del jardín. Pero tanto si desea uno estándar, arbusto, enredadera o trepador, conviene asegurarse de que se adquiere la variedad adecuada.

Comprar y plantar un rosal en 8 pasos

Los primeros pasos

  1. Los rosales toleran muchos tipos de suelos, siempre y cuando no estén anegados. Remueve la tierra a fondo, incorporando abono vegetal descompuesto o estiércol, puesto que los rosales requieren muchos nutrientes.
  2. Evita las enfermedades de los rosales no plantando rosales nuevos donde ya haya otros más viejos, o utilizando suelos vírgenes.
  3. Asegúrate de cuál es el tipo de crecimiento de cada variedad de rosal, para calcular la distancia que deberás dejar entre ellos; algunos de los rosales arbusto más grandes crecen bastante, pero muchos rosales modernos pueden plantarse a una distancia de 50-90 cm entre sí.
  4. Elimina los brotes en mal estado y poda los tallos delgados o “extraviados” que crezcan en la base, para conseguir una forma equilibrada y abierta.
  5. Cerciórate de que el hoyo donde vaya a plantar el rosal es de mayor tamaño que las raíces, y de que la unión entre el tallo y éstas queda al menos 2.5 cm por debajo del nivel final del terreno. Riega el hoyo con agua abundante antes de rellenarlo con tierra y apelmazarla en torno al tallo.
  6. Comprueba que el rosal es el adecuado para su emplazamiento (algunos toleran mejor el sol o la sombra que otros).
  7. Riega los rosales de forma abundante y frecuente durante el primer año, para conseguir que arraiguen bien. Después, no los riegues con demasiada frecuencia, pero sí con agua abundante en los períodos de sequía. Procura no salpicar las hojas, puesto que a veces ello contribuye a que desarrollen enfermedades como el mildiu.
  8. Fertiliza las plantas un mínimo de dos veces al año. Utiliza  un nutriente especial para rosales que deberás incorporar a la tierra y a continuación de regarla, a finales de primavera y de nuevo a mediados de verano.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.