Calendario del jardín: Cuidados y labores » ¡Cuidado con el golpe de calor!

¡Cuidado con el golpe de calor!


El golpe de calor es un fenómeno conocido por todos los jardineros y sufrido por todos los amantes de las plantas. Cuando se produce una subida fuerte y repentina de la temperatura ambiental, las plantas más sensibles a este fenómeno no son capaces de mover su savia lo suficientemente rápido para que el agua llegue a sus hojas.

¡Cuidado con el golpe de calor!

Afecta sobre todo a las herbáceas y a los arbustos y árboles más delicados, pero también a cualquier ejemplar recién plantado. Árboles y arbustos pueden perder muchas hojas, pero los riegos moderados y frecuentes permitirán una recuperación a medio plazo. En cuanto a las vivaces, para recuperarse pueden tardar hasta la siguiente estación, tras, casi siempre, una poda bastante drástica. Las anuales que lo han sufrido tienen pocas posibilidades reales de recobrarse; ante el riesgo, mejor elegir plantas más resistentes.

Para prevenirlo, que no le falte el riego durante el verano, sobre todo los días más calurosos. Para ello deberás inspeccionar bien el sistema de riego, ya que muchas veces falla o no funciona correctamente, así que si todavía no lo has revisado apresúrate, tan sólo hace falta un día de calor para que tus plantas se resientan. En el caso que no dispongas de riego localizado ni automático, deberás regar a mano todas las mañanas generosamente aquellas plantas que más expuestas al sol se encuentren, sin olvidarse de las que están a la sombra, aunque con menos frecuencia.

Para evitar la desecación del suelo conviene que, durante los meses de verano, el suelo este protegido por alguna capa orgánica que evite la rápida evaporación del agua del suelo por la acción directa del sol. Así que hazte con corteza de pino, mantillo, grava e incluso paja para cubrir el suelo que este desprotegido del sol sea una vía de escape del agua de nuestras plantas.

Otra de las opciones es en el caso de que tengas plantas en macetas, llevarlas a la zona más fresca del jardín o de la terraza durante estos calurosos meses, e incluso, si tienes la posibilidad, colocar un toldo o una malla de sombreo para que el sol no incida directamente sobre las plantas de forma tan agresiva.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.