¡Febrero, el mes loco!


“En febrero, el loco, ningún día se parece a otro”. Este refrán popular es el que mejor define el mes de Febrero, un mes a la vez irritante y delicioso…

Cotoneaster

Por un lado, en febrero suelen medirse las temperaturas mínimas del año, es decir las que se obtienen de manera puntual en una de las llamadas olas de frío, que son rachas heladoras que llegan a nosotros empujadas por vientos poderosos que se dan en este mes, generalmente del este (siberianos) o del norte (polares).

Pero por otro lado, en febrero, además de los primeros y tímidos cantos de los mirlos, comienzan los primeros soles apreciables y benefactores del año. Esos soles que nos empujan a creer que en esta vida todo es cíclico, que el calor volverá, del mismo modo que han vuelto las cigüeñas, volverán las gafas de sol, volverán los paseos en mangas de camisa por el campo y hasta, por qué no, los trajes de baño.

Hamamelis intermedia

Con todo lo dicho, y considerando además que se trata del mes más corto, es fácilmente deducible por qué llamamos a febrero el mes loco; loco con el mayor cariño, loco con la mayor de las esperanzas, loco agradeciéndole haber despertado nuestros sentidos a tantas y tantas cosas… de nuevo. 

Venga, pongamos manos a la obra para celebrar tanto bienestar y plantemos ya los arbustos, encabezados por el más necesario y resistente en invierno: el avellano mágico (Hamamelis intermedia). ¿Queréis disfrutar ya de las flores? Plantad un buen macizo de primaveras (Prímula) de todos los colores.

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

 

 

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.