Decoración y bricojardinería » Cómo hacer que tu jardín parezca otro

Cómo hacer que tu jardín parezca otro


Si estás cansado de ver siempre el mismo jardín o parece que sea más pequeño de lo que realmente es, lo mejor es darle un gran cambio. Unos ligeros retoques como los que te vamos a contar aquí te ayudarán a lograr que tu jardín gane en belleza y elegancia.

Cómo hacer que tu jardín parezca otro

Antes que nada hay que valorar el estado actual en el que se encuentra el jardín y decidir que zonas son las que necesitan una reforma más urgente y si va a ser una reforma integral o sólo parcial.

Crear una zona de descanso dentro del jardín no tiene que ser sombrío ni alejado de la vivienda. Nosotros te proponemos que sitúes la zona de descanso en el lugar donde haya más flores y más color. Así que con unas cuantas flores de temporada como las petunias alegrarán la zona de descanso, un lugar perfecto para descansar y leer tranquilamente en las tardes tras un día de trabajo.

Un banco al fondo del jardín también es un punto perfecto para descansar, sobre todo si este esta en la sombra y se dispone de tal forma que podamos observar el jardín. Un sitio de relax antes de seguir trabajando en el jardín.

Si posees un muro desnudo en el jardín o en la fachada de la casa se puede decorar con plantas trepadoras, tales como la parra virgen o algún rosal trepador. Darán frescura al muro y al mismo tiempo conseguirás verticalidad al jardín.

Cómo hacer que tu jardín parezca otro

Otro truco para que tu jardín mejore es cultivar plantas vivaces. Estas aparecen durante la primavera y en verano, estando normalmente en flor durante los meses más cálidos y desaparecen en invierno, quedando refugiadas bajo el suelo. No necesitan grandes cuidados y a la larga, resultan mejor opción frente a las plantas anuales de temporada, que año tras año hay que reponerlas y gastarse un buen pellizco de dinero. Son algo más caras que las plantas de temporada, pero a la larga resultan más económicas y rellenan más el jardín. Entre ellas las plantas bulbosas como las dalias, las hostas o las calas.

La madera rústica, presente en la vallas o en las pérgolas, confieren al jardín un aire rustico y romántico. Planta cerca de ellas plantas de flor como las rosas que contrasten con la madera, sobre todo si esta pintada de blanco, una de las opciones más limpias, frescas y llamativas en el jardín.

Si posees una jardín grande, divídelo en diferentes zonas con setos o vallas y crea diferentes estancias, esto hace que el jardín sea más grande e incite a pasearse por el para averiguar las diferentes zonas, como un estanque, la barbacoa, el huerto o la zona de relax. Emplea setos bajos como el boj, con flores como las lavandas si está al sol e intercala bulbos de primavera y de verano delante de ellos.

Lo mejor es que elijas para tu jardín un mismo estilo; frondoso y verde, moderno, minimalista, con zona de huerto, etc. del mismo modo es preferible que te decidas por un color o a lo sumo por dos colores predominantes en el jardín, mucha gente comete el error de llenar el jardín de diferentes colores haciendo un popurri de colores que llega a desfear el jardín. Un color continuo como el blanco, salpicado de algún punto llamativo de otro color, siempre queda mejor que muchos colores juntos.

 

 

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.