Decoración y bricojardinería » Haz tu propia kokedama

Si hace unos días os contábamos qué eran las kokedamas, hoy os contamos cómo podéis iniciaros en este arte…..aunque como con los bonsáis y otras técnicas de jardinería, se requiere paciencia y práctica!

Kokedamas_diy

 

¿Qué necesitáis?

  •  Sustrato universal
  • Tierra de bonsái
  • Musgo
  • Hilo de algodón
  • Bolsas de plástico y papel de periódico
  • Planta: escoger una planta con necesidades similares al musgo. Las más utilizadas son plantas de interior o de exterior que sean de sombra o semisombra para que combinen bien con el musgo. Las hay de areca, spathyfillum, bambú , azaleas…..

 

¡Manos a la obra!

  • Mezclar 7 partes de tierra de bonsai con 3 partes de sustrato universal.
  • Humedeceremos la mezcla hasta conseguir que sea consistente. Con ayuda de una bolsa de plástico haremos una bola. La bolsa de plástico nos facilitará la manipulación y la compactación de la tierra y conseguiremos la forma deseada.
  • Limpiaremos las raíces de nuestra planta de tierra. Abriremos la bola que hemos hecho en el paso anterior e introduciremos las raíces( lo más limpias posible) de nuestra planta. Otra vez, con ayuda de la bolsa de plástico, volveremos a compactar la bola como hemos hecho la primera vez.
  • El siguiente paso será humedecer bien el musgo completamente. Así evitaremos que se rompa al trabajarlo. Envolveremos la bola con el musgo.
  • Una vez realizada la envoltura tendremos que atarlo con el hilo de algodón. Este es el paso que más paciencia requiere ya que si el hilo es muy fino se puede romper. Lo ideal es darle varias vueltas a la bola hasta conseguir que toda quede bien compactada. Por último, y si queremos colgarla ,podemos usar otro hilo o cuerda más decorativa.

 

¿Y cómo la mantenemos?

Los cuidados básicos de cualquier kokedama es regar cuando la bola esté seca. Para ello se puede sumergir completamente la bola en un barreño de agua hasta que dejen de salir burbujas o sumergir la mitad de la bola durante 5 o 10 min. La elección de uno u otro método dependerá del tamaño de la planta.

Es aconsejable fertilizar y abonar la kokedama con productos solubles en el agua de riego.

Es muy importante vigilar la aparición de hongos o insectos para poder tratarlas a tiempo.

A las kokedamas no les gusta el sol directo así que mejor mantenerlas a resguardo. Tampoco llevan nada bien las calefacciones ni los aires acondicionados, así que lo mejor es que rociemos frecuentemente las hojas y el musgo con agua.

¡Aquí tenéis algunos ejemplos de www.stringgardens.com para qeu os inspireés!

Kokedamas

kokedamas13

kokedamas9

kokedamas7

kokedamas4

kokedamas3

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.