Decoración y bricojardinería » La luz en las plantas de interior

La luz en las plantas de interior


Para las plantas de interior la luz es un elemento primordial. un exceso , una carencia o un cambio brusco de iluminación, pueden ocasionar problemas irreversibles que pongan en peligro la supervivencia de las plantas.

La luz en las plantas de interior

La falta de irradiación se manifiesta por una floración escasa, pérdida de color, caída de las hojas y debilitamiento general, pues las plantas no realizan de manera adecuada la fotosíntesis. El exceso de luz en ejemplares que necesitan poca luz se manifiesta con el amarilleamiento de las hojas y una tonalidad más pálida en las flores.

la iluminación en el hogar

La elección de las especies depende del tipo de luz que recibe la habitación; en este sentido, la orientación de la estancia es determinante. Por lo general, las plantas de interior no toleran el sol directo; por ello, no conviene situarlas tras las ventanas, a no ser que la luz penetre filtrada a través de una persiana o cortina.

Para las habitaciones orientadas hacia el sur se elegirán plantas con mayores necesidades de claridad. En las que dan al norte se dispondrán las especies que toleren menos intensidad luminosa; en este caso, sí se pueden colocar cerca de la ventana porque  la luz es menos intensa.

La cantidad de irradiación influye también en la temperatura y en la humedad. Con una mayor iluminación la temperatura será más elevada y la humedad ambiental será menor.

Pleno sol

Algunas especies de interior toleran los rayos directos del sol en una exposición sur, y en invierno necesitan cinco o seis horas de sol diarias.

Alguna de ellas son: Abutilón, callistemo, agapanto, plantas crasas, ave del paraíso…

Mucha luz

Este grupo se encentran las especies que necesitan de dos a cinco horas de sol diarias durante el invierno.

Entre ellas: Ciclamen, azalea, ficus, potos, calatea, …

Media luz

Las plantas que no necesitan una iluminación muy elevada deben situarse en lgares orientados al este o al oeste, cerca de la luz pero no expuestas a los rayos directos del sol.

Entre ellas: Begonias, gardenias, singonios, coleo, crotón, difembaquia…

Poca luz

Existen ciertas especies que toleran bajos niveles de iluminación, aunque en realidad se desarrollarían mejor con una mayor luminosidad.

Algunas de estas son: espatafito, anturios, clivias, orquídeas, helechos…

 

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.