Decoración y bricojardinería » Mobiliario de jardín, pros y contras

Mobiliario de jardín, pros y contras


 Además de que no deben desentonar ni con el jardín ni entre ellos, los muebles de jardín deben ser prácticos, resistentes, fáciles de mover y limpiar y, sobre todo, confortables. 

Mobiliario de jardín, pros y contras

Los muebles de jardín los encontrarás en gran cantidad de materiales y diseños. Los hay sin prácticamente necesidad de mantenimiento, con posibilidad de permanecer toda su vida a la intemperie. En cambio otros necesitarán pintados o barnizados periódicos. E incluso los hay que sólo podrán estar al exterior durante la temporada cálida.

FIBRA NATURAL (Bambú, mimbre, ratán, loom)

  • A favor: Son más baratos que los de madera, pero resultan igualmente confortables y cómodos. La estructura es sólida y durarán mucho tiempo, siempre que se protejan de la intemperie en invierno.
  • En contra: Su limpieza es complicada, porque acumulan suciedad en las juntas de los tejidos naturales y hay que cepillar. Con su uso continuado, los asientos terminan por hundirse. La mayoría son bastante sensibles a la humedad. Deben ser almacenados en invierno y por eso necesitan un lugar apropiado. Están muy sujetos a los dictámenes de las modas que imponen los decoradores y las tiendas especializadas.

RESINA SINTÉTICA

  • A favor: Sus ventajas son muchas, porque son los muebles más económicos, y eso que los últimos modelos del mercado cuentan con un exquisito diseño. La gama de colores es amplísima, son los más ligeros y los más resistentes. Son fáciles de almacenar apilándolos. No es preciso guardarlos en invierno, y en primavera se limpian muy fácilmente.
  • En contra: Lástima que se trate de un material artificial, derivado del petróleo (no renovable). Le hace perder muchos puntos con respecto a la habitabilidad de un jardín natural y ambientalmente eficaz.

HIERRO Y ALUMINIO

  • A favor: Los metales, ya se trate de aluminio forrado con lonas y telas, que es tal vez el material más inferior o menos importante, o el maravilloso hierro forjado complementado con colchonetas, son los materiales de mayor duración; prácticamente eternos. El hierro, que es el que nos interesa, está considerado como material noble y natural. Su prestigio, calidad y tradición son innegables, poniendo en el jardín un toque romántico y decadente sumamente atractivo.
  • En contra: Los de hierro (que no los de aluminio), se oxidan con facilidad y es necesario impregnarlos con una capa de minio antioxidante para volver a pintarlos de vez en cuando. No es aconsejable que pasen a la intemperie el invierno, por lo que necesitan almacén para guardarlos, y no se pueden apilar.

MADERA

  • A favor: Salvo en lo referente al precio, que es bastante elevado, todo está a favor de los muebles de jardín confeccionados con maderas nobles, sobre todo la teka y la jatoba. Desde luego, su primera baza es la elegancia y la versatilidad, pero también hay que tener en cuenta su enorme resistencia a la intemperie y su dureza anti golpes, ralladuras, etc. Su duración es ilimitada, y con el tiempo van adquiriendo una bella pátina grisácea.
  • En contra: Los muebles de maderas frágiles deben barnizarse cada año y aún así, no deben dejarse a la intemperie porque podrían hincharse y pudrirse con la humedad. Hay que almacenarlos e incluso taparlos en el almacén. Su duración es muy limitada.

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.