Decoración y bricojardinería » ¿Qué hacer con la poinsettia después de Navidad?

¿Qué hacer con la poinsettia después de Navidad?


La poinsettia es la planta de la Navidad, pero eso no significa que, una vez pasen las fiestas, la tengamos que tirar o guardar con el árbol y los adornos.

Poinsettia

Aunque sí es cierto que la colorida Flor de Pascua, en muchos de los hogares que ha acompañado durante todas las celebraciones, empieza a marchitarse.

Uno de los problemas puede ser debido a que no le prestamos la atención que se merece. A veces, es considerada como un adorno más de Navidad, que se expone durante las fiestas, decora y luego se guarda después de Reyes. Puede que, en muchos hogares, la poinsettia sea la única planta que les visita, una vez al año, por lo que hay mucha gente que no tiene la costumbre de regar y cuidar plantas. Se olvidan de ella y la pobre hace su función decorativa sin que nadie la recompense con un poco de agua.

¿Por qué se compra la poinsettia solo en Navidad?

Porque es cuando esta planta ofrece su máxima floración. El rojo de sus hojas, un color tan típicamente navideño, hace que sea tan decorativa. También existe una leyenda mexicana —país de donde es originaria esta planta— que parece vincularla a las fiestas navideñas. Aunque no se trata de una historia muy conocida, por lo que el tener una poinsettia en Navidad es una tradición decorativa que hemos ido aplicando generación tras generación.

Cuando se le caen las hojas rojas, la poinsettia no muere, sigue viva, solo que ha terminado su periodo de floración.

Flor de NavidadNo tienes por qué tirarla. Si mantienes los cuidados que la planta necesita, puedes mantenerla viva hasta su siguiente floración el año próximo.

Deja que le dé el sol directamente en los meses más fríos, aunque en verano y en aquellos meses en el que calor aprieta, es mejor alejarla de los rayos directos.

Cuando llega el mes de enero, es normal que la planta pierda sus hojas rojas y también las verdes, pero sigue viva. Aprovecha para podarle los tallos y añadir algo de abono en el recipiente donde pongas el agua para que la absorba.

Hasta la próxima floración, en diciembre, la poinsettia está en modo “hivernación”, momento en el que volverán a salir sus llamativas hojas rojas.

 

Así que, cuídala, protégela de las horas intensas de sol, dale de beber una vez por semana y procura que descanse en total oscuridad, durante al menos doce horas, en los meses de septiembre y octubre.

Es un error pensar que la poinsettia es solo la Flor de Pascua porque no sobrevive a esta época del año. Igual que algunas personas, puede acusar los excesos navideños, aunque no coma polvorones, pero lo que tienes que hacer con esta planta después de Navidad, es mimarla, mantener sus cuidados y, si tienes opción, trasplantarla.

Durante el resto del año, la poinsettia no resulta muy decorativa, pero no por ello hay que olvidarla. Se está guardando sus mejores galas para ponérselas cuando llegue de nuevo la Navidad.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.