Decoración y bricojardinería » Rocalla en una jardinera

Rocalla en una jardinera


Acérquese poco a poco a la práctica de la xerojardinería, o jardinería de pocas necesidades hídricas, empezando por crear un jardín de rocas en un recipiente idóneo. Una vieja pila de piedra es casi ideal, porque combina perfectamente con plantas y rocas

Rocalla en jardinera

Una rocalla en una jardinera es una de las formas de rellenarlas de forma fácil y decorativa. Además si elige plantas resistentes a la sequía puede olvidarse de la jardinera por mucho tiempo, que funcionará ella sola, llenando cada rincón, cada hueco y cada grieta de las rocas de vegetación.

Rocalla en jardinera1. Comience por crear una base de sólidas piedras para el drenaje. Esto, además, permitirá a las raíces de las plantitas, en su mayoría rupícolas o amantes de las piedras, contactar con ellas.

 

 

2. Llene el recipiente con el sustrato de plantación, que en este caso será tierra vegetal de jardín, mezclada con piedras del mismo tamaño y material que las que instaló en el fondo.

 

 

 

3. Con mucho cuidado para no romper las carnosas hojitas de este tipo de plantas, vaya instalando las especies alpinas y crasas en la tierra. Sitúelas en grupos de 2 ó 3 iguales, para potenciar el efecto más natural.

 

 

 

Para ello las siemprevivas, (Sempervivum sp.) son perfectas, al igual que muchos Sedum, basta con dejar la jardinera en un balcón una terraza o en el alfeizar de una ventana. Que estas plantas, por si solas, sin la necesidad de riegos, irá colonizando poco a poco la jardinera entera, sin el más mínimo cuidado.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.