Decoración y bricojardinería » Vermicompostaje, crea tu propio humus de lombriz

Vermicompostaje, crea tu propio humus de lombriz


La lombricultura, es la cría de lombriz de tierra domestica (Eisenia foetida), con la finalidad de obtener humus, cebo para pesca y harina de lombriz. Todo esto se hace de una manera natural y ecológica, pues para alimentar dichas lombrices, se aprovechan casi todo tipo de desechos orgánicos. Estas a su vez, descomponen los residuos transformándolos en humus, a este proceso se le llama vermicompostar.

Niño con una lombriz

¿Qué es el humus?

El humus no es más que los excrementos de las lombrices, siendo este, uno de los mejores abonos ecológicos existentes. Éste, aporta grandes cantidades de nutrientes al suelo, indispensables para la vida vegetal, mejora el intercambio de iones y la asimilación de abono, aporta gas carbono mejorando así la solubilidad de los minerales. También ayuda al drenado y asimilación del agua, y evita la compactación del suelo. Toda esta ayuda a mejorar de manera notoria la resistencia de las plantas, contribuyendo así a un mayor desarrollo.

¿Por qué Eisenia foetida?

La Eisenia foetida o lombriz roja, es la lombriz más usada a nivel de lombricultura por varios motivos:

–        Se trata de una especie muy prolífera, puesto que en su tercer mes de vida ya ha madurado sexualmente.

–        Es muy longeva, en condiciones óptimas puede llegar a vivir 16 años.

–        Puede llegar a duplicar la población cada dos meses.

–        Es capaz de comer diariamente su peso en desechos.

Hábitat:

Habita en los primeros 50 cm de tierra, es por ello que es susceptible a los cambios de temperatura. La luz solar, la incorrecta alimentación, el excedente y carencia de agua y la acidez del medio, son sus principales enemigos.

Humedad:

La humedad óptima debe ser del 70%, el mejor método para comprobar la humedad es “la prueba del puño”. Consiste en coger un puñado de humus en nuestras manos y compactarlo, haciendo esto pueden surgir 3 situaciones.

1.-Que no tome forma, ni gotee, eso quiere decir que la humedad es inferior al 70% y hay que regar.

2.-Que tome forma y no gotee, eso quiere decir que la humedad se encuentra entre el 70 y 80%, no hay que regar

3.-Que gotee, eso quiere decir que la humedad es superior al 80% y perjudicial para las lombrices. Para solucionar esto podemos introducir virutas de serrín no tratada, fibra de coco, hojas secas, papel de cocina o papel de periódico (las paginas que no estén en color)

 

Temperatura:

 La temperatura óptima oscila entre los 12 y 25ºC, en verano, si las temperaturas son muy elevadas, deberemos regar con más frecuencia, para evitar que nuestras lombrices emigren a terrenos más frescos.

 

PH:

El ph debe ser de 7. Si es menor a 7 pondremos cáscaras de huevo trituradas, y para disminuirlo, introduciremos desechos ácidos, como tomates, naranjas…

 

Alimentación:

 Se puede echar frutas y verduras, posos de café, infusiones, cáscaras de huevo, pan, papel, restos de poda triturados y excrementos agrícolas. No se recomiendan ni canes, ni pescados, ni lácteos.

 

Cría doméstica:

La lombricultura, se puede realizar tanto en interiores como en exteriores, y puede hacerse mediante cajones o mediante tolvas. Incluso se puede tener un pequeño vermicompostador en casa, en el cual podemos añadir las sobras vegetales de la cocina, proporcionándonos abono constante para las macetas de nuestro hogar.

 

-Cría en cajones: Introduciremos las lombrices en un cajón, previamente agujereados en la base, para drenar los posibles excesos de agua. Después introduciremos los desechos y cubriremos con una fina capa de tierra, para evitar la presencia de moscas y malos olores. Una vez lleno el primer cajón, introducimos un segundo cajón, con agujeros medianamente grandes en la base hará que las lombrices pasen de un cajón a otro sin dificultad. Cuando acabemos con el segundo cajón introducimos el tercero, y cuando acabemos con el tercero, retiramos el segundo, y el humus de ese cajón ya esta listo para ser usado. El primero no lo retiraremos, pues es el que usaran de lecho y para desovar. Una vez vacío el segundo se pone arriba y así continuamente.

 

-Cría en tolvas: Este método es un poco mas complicado que el de cajones, se aplican los mismos procedimientos, pero se hace todo en un mismo cajón, con el inconveniente, de que si la temperatura aumenta, estas no tienen donde migrar y pueden morir. Para evitar esto, depositaremos en semanas alternas los desechos en un costado u otro de la tolva.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

1 Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Vermicompostaje, crea tu propio humus de lombriz, en El Blog de GuíaVerde | Bichos en Clase | Scoop.it el 3 Octubre, 2011

Comentarios

  1. Manipulador de Alimentos, 16 Agosto, 2013
    2

    Que asco no??? huyyy aborrezco a las lombrices.

Deja un comentario.