Diseño de jardines » Arbustos y rosales en el jardín

Arbustos y rosales en el jardín


La utilización de los arbustos en el jardín está en función de sus caracteres ornamentales: flores, follaje, forma, dimensión...

Arriate de arbustos y vivaces

Los arbustos son un elemento indispensable para cualquier jardín que se precie. Estos cumplen distintas labores a la vez de ornamentales, como es la ocultación, el servir de cobijo para distintas aves o limitadores de nuestra parcela. La distancia de plantación varía según se trate de setos o de ejemplares agrupados en macizos. En el caso de los setos en general se plantan a unos 50 cm. entre ellos, llegando a 75 o 100 cm. en los ejemplares fuertes o en especies vigorosas. Cuando se trata de macizos la distancia será de 1 a 3 m. entre ellos, según el desarrollo posterior. Como norma la distancia debe coincidir con la altura del ejemplar adulto. Si el arbusto viene a raíz desnuda se debe podar muy corto antes de la plantación. Si viene servido con cepellón sólo deberán podarse los arbustos de floración estival y otoñal (excepto las hortensias). La poda de mantenimiento será ligera manteniendo el porte natural del arbusto y no forzando su forma.

Rosas y salvias

Como no, los rosales cabe mencionarlos a parte, ya que estas plantas arbustivas se han ganado todo su respeto por sus fabulosas floraciones para tener que citarlas un apartado propio.

En los macizos los rosales deberán situarse a una distancia de 30 a 50 cm. entre ellos para ofrecer un aspecto masivo. Los de pie alto deben separarse como mínimo dos metros. Los trepadores para cubrir un muro de unos dos metros de altura, deberán separarse unos dos o tres metros aproximadamente. Los rosales se suministran normalmente a raíz desnuda. Recortar sus extremidades e introducir en el hoyo preparado, de forma que el injerto quede ligeramente por debajo del nivel del suelo. Rellenar con tierra suelta, aprisionarla bien y regar. A partir del mes de marzo conviene podar las ramas alrededor de 5 centímetros. Regar regularmente, sobre todo el primer año. Cuando la vegetación se ha iniciado conviene aportar a la planta algún fertilizante apropiado en las dosis que en el mismo se indique. Acuérdate de quitar los brotes situados por debajo del injerto.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.