Diseño de jardines » Cestas colgantes, cascadas de color

Cestas colgantes, cascadas de color


Las cestas colgantes constituyen un elemento primordial para el cultivo de plantas en el interior de la casa; son muy atractivas y aprovechan al máximo un espacio limitado. En el exterior, son igualmente decorativas y contribuyen a llenar de vida las paredes de balcones, patios y terrazas, siendo un valioso componente de enlace entre el jardín y la vivienda.

Cestas colgantes, cascadas de color

En elegantes y variados recipientes colgantes, las plantas cultivadas se muestran con plenitud y más vistosas porque crecen ‘atravesando’ toda la superficie que las contiene, sin necesidad de salvar ningún obstáculo. Las cestas colgantes ofrecen multitud de posibilidades, tanto en el interior como en el exterior. Utilízalas para cambiar el aspecto de los rincones desolados o de paredes poco atractivas, para completar jardines y añadir puntos altos de atracción y, sobre todo, para decorar ambientes reducidos. Puedes encontrarlas listas para colgar en los centros de jardinería y viveros especializados, pero también puedes adquirir las plantas y los recipientes por separado; de este modo tendrás muchas más opciones para elegir y conseguirás exactamente el resultado deseado a un coste más económico.

Cestas colgantes, cascadas de color

Los recipientes para cestas colgantes no deben ser pesado y han de disponer de un sistema de suspensión estable.

En el mercado existe una gran variedad de cestas para escoger: de cerámica, de mimbre, de plástico, metálicas, etc.; algunas poseen un cuenco de plástico con una bandeja que recoge el goteo del agua del riego.

Cestas colgantes

Las de interior suelen ser más pequeñas y estrechas, y más decorativas que las de exterior. Si deseas algo fuera de lo común,  puedes adaptar recipientes o jarrones adquiridos en cualquier tienda de objetos usados y hacerles algunos agujeros para pasar un alambre que permita colgarlos, o bien ponerles un soporte de macramé o de cuerda.

las cestas colgantes más conocidas son las de tela metálica. Para llenarlos de plantas, antes de introducir la mezcla de cultivo se debe colocar un revestimiento, que suele ser de musgo esfagno ( un tipo de musgo esponjoso que crece en las turberas) para evitar que el agua se derrame. Si las cestas ya están provistas de bandejas, la mezcla de cultivo se puede colocar directamente sobre la base.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.