Diseño de jardines » Cómo hacer un estanque (1)

Cómo hacer un estanque (1)


Tanto en el agua como cerca de ella pueden desarrollarse especies vegetales de gran valor ornamental y poco común en otros ambientes, a la vez que un mundo animal especialmente interesante.

Como hacer un estanque (1)

Fundamentalmente los estanques pueden ser de dos tipos: prefabricados o de lámina. Los prefabricados son de más fácil colocación, pero con los de lámina uno mismo crea la forma que desee dar al estanque.

El tamaño depende del espacio disponible y de la cantidad de plantas que se quieran plantar. En cualquier caso es una elección personal, aunque hay que tener en cuenta que las plantas acuáticas se desarrollan rápidamente, y un nenúfar, después de tres años, cubre una superficie de 1,5 a 2 m2.

La profundidad del estanque es una cuestión objetiva dependiendo de las plantas que se quiera plantar y de si han de vivir o no animales en él. Una profundidad de 20-40 cm es suficiente para algunas plantas acuáticas, pero si se desea plantar nenúfares ó se prevé tener peces la profundidad deberá ser de 50-60 cm ó incluso más, pues en los días calurosos asegura la oxigenación y con ello la calidad del agua, que es imprescindible para el buen desarrollo de peces y plantas.

Es importante que el agua esté siempre al mismo nivel, especialmente para los nenúfares. Esto es así debido a que sus hojas brotan directamente de la raíz con pecíolos muy largos que permiten a éstos extenderse sobre la superficie. Si desciende el nivel del agua los pecíolos crecen, pero lo hacen lentamente, por lo que cuando el nivel vuelve a subir las hojas permanecerían bajo el agua durante un tiempo más o menos largo.

La plantación del estanque se efectúa desde la orilla hacia el centro. La tierra debe ser especial para plantas acuáticas, esto es, muy arcillosa y sin sustancias orgánicas que puedan descomponerse. Recortar un poco las raíces antes de introducirlas en el fondo facilita el arraigamiento. La plantación puede realizarse colocando la tierra directamente sobre el fondo del estanque o en contenedores. Sobre la superficie, ya sea directamente en el suelo o en recipientes, se depositará una capa de guijarros o arena para evitar que la tierra y las plantas refloten, contribuir a mantener la limpieza del estanque y hacer que éste ofrezca un aspecto más agradable.

Éstas son las primeras decisiones que debes tomar para construir tu propio estanque. En la segunda parte, te explicamos cuál debe ser la situación idónea, cómo mantenerlo y qué plantas son las más adecuadas para el estanque.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.