Diseño de jardines » Elegir un árbol de jardín, importante elección

Elegir un árbol de jardín, importante elección


Los árboles constituyen el centro de referencia de un jardín: su impacto visual manda en el paisaje. Al crecer, modificarán el entorno y deberán convivir en armonía con los elementos arquitectónicos y el espacio, sin invadir. Por eso su elección no puede obedecer a un impulso. 

elegir un árbol

Los árboles no solo cumplen una función ornamental. También son reguladores climáticos: un árbol de sombra puede reducir la temperatura estival bajo su copa hasta 10º. Sirven, además, para aislar la casa, proteger del viento y crear sombra.

La planificación a largo plazo es algo que debemos tener en cuenta, pues pasados 20, 30 o 40 años, el árbol seguirá plantado, y si plantea problemas habrá que arrancarlo. Se puede mirar desde el punto de vista ecológico, pero también desde el práctico.

Para elegir un árbol la zona climática es determinante, con sus temperaturas medias estivales e invernales, precipitaciones y disponibilidad de agua, humedad o sequedad ambiental. También el lugar geográfico —la proximidad al mar, la exposición a fuertes vientos, la altitud— influirá en el desarrollo de los árboles, por lo que no todos los árboles son aptos para nuestro hogar.

Otro factor a considerar es el tipo de suelo: hay árboles que prefieren los sustratos ácidos, como la mayoría de los arces, el roble y el castaño comunes, el aliso, el liquidámbar y el tulípero de Virginia, por ejemplo, y otros que viven mejor en los calcáreos, como el castaño de Indias, la encina, la higuera, el carpe, el granado, el árbol del amor (Cercis siliquastrum), el limonero y el naranjo amargo.

Si se busca intimidad o una barrera para el viento, lo mejor es elegir árboles de hoja perenne. Además, garantizan el color durante todo el invierno ya que las hojas persisten. si por el contrario deseas protegerte del sol durante el verano y calentar la casa o zona durante el invierno, deberás elegir uno caduco.

Respecto a su emplazamiento en el jardín, un árbol puede servir para enmarcar y delimitar áreas o elementos arquitectónicos. Puede ocultar las zonas menos lucidas, o realzar la entrada de la casa, un camino, un rincón.

Es de sentido común elegir ejemplares autóctonos o bien adaptados, capaces de crecer con facilidad en la zona donde vivimos. Los buenos resultados con ellos están garantizados. Con fijarse en el entorno se podrán identificar los que nos gusten para el jardín.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.