Diseño de jardines » Intimidad en el patio: 3 trucos para conseguirlo

Intimidad en el patio: 3 trucos para conseguirlo


Muy a menudo los patios quedan demasiado a la vista y es difícil evadirse con tantas miradas a tu alrededor. No obstante, con un poco de ingenio y ayuda de las plantas, podemos crear un espacio íntimo y agradable, en la que disfrutar de un buen libro, descansando o charlando con los amigos.

Patio íntimo cubierto de plantas y estructuras

En las ciudades y zonas urbanas, los patios y terrazas suelen estar rodeados por oficios vecinos más o menos altos, llenos de ventanas y balcones, de manera que cuando salimos al exterior nos sentimos observados por todo el vecindario.

Para evitar ser observados existen diversas soluciones para que puedas sentirte en tu patio como en casa.

 

Truco 1: Trepadoras: los límites de la parcelas, ya sean muros o vallas, generalmente de una altura de 1,2-1,8 m; es una medida suficiente pero quizás añadiendo un poco más nos quitábamos esas molestas miradas.  Así que con un pequeño enrejado en la parte superior de unos 60 cm, cubierto de trepadoras puede servir para ocultar a los vecinos. Entre los ejemplares adecuados se encuentra la fragante madreselva (Lonicera japonica), las clemátides (Clematis sp.) de floración primaveral, que produce una densa pantalla de hojas muy decorativas o la hiedra persa (Hedera colchica ), que produce grandes hojas. Si deseas cultivar un ejemplar más original e inusual y dispone de un lugar cálido, planta Trachelospermum jasminoides, una trepadora perenne que produce numerosas flores estivales de color blanco, muy fragantes y similares al jazmín.

 

Truco 2: Setos: Si tu patio se encuentra en una zona ruidosa, puede optar por cultivar setos que crezcan hasta una altura de 1,8-2.5 m. Son la solución ideal para crear un espacio íntimo, atenuando los ruidos de la ciudad, además impide el paso de animales y atenúa el frío y el viento. Como ejemplos perfectos para este tipo de setos son el Cotoneaster lacteus, de hojas de color verde oscuro y bordes internos plateados, y con flores estivales de color blanco, seguidas de frutos escarlata en otoño. Berberis darwinii y  Berberis stenophylla  son dos ejemplares siempreverdes y robustos que producen flores amarillas y fragantes al llegar la primavera. Las variedades de coníferas formarán también un precioso seto.

 

Truco 3: Maceteros y jardineras: Con las paredes, vallas o enrejados cubiertas de plantas, ya habrás conseguido un espacio recogido y placentero. No obstante, quizás la visión del resto del pavimento vacío puede resultar bastante intimidatoria, de manera que el uso de maceteros y jardineras contribuye también a dar vida. No coloque un sinfín de macetas y de ejemplares apiñados que reduzcan demasiado el espacio útil; uno o dos maceteros y una jardinera pueden ser suficientes.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

Comentarios

  1. Antigonum Cajan, 19 Enero, 2012
    1

    Prefiero las trepadoras o enredaderas. Requieren menos cuidados y son de mayor facilidad, mantenimiento. Claro, siempre que a los vecinos en el contexto urbano, no les parezcan un estorbo.

Deja un comentario.