Diseño de jardines » Plantar un jardín morisco

Plantar un jardín morisco


Si bien es verdad que una de las características de los patios moriscos es la presencia de agua en estanques y fuentes, ello no suele ser posible en los jardines pequeños, aunque quizá sí se pueda poner un pequeño estanque o una fuente. Además de recrear el ambiente apropiado, el jardín también debe resultar práctico, para lo que debe contar con hierbas culinarias.

Plantar un jardín morisco

Las plantas escogidas para este tipo de jardín se utilizan desde hace siglos en la cocina norteafricana: la menta (Mentha sp.), el jazmín (Jasminum) y los pétalos de rosas en infusiones; la alcaravea (Carum carvi) y el anís (Pimpinella anisum) para aromatizar pasteles; mientras que el tomillo (Thymus), la salvia (Salvia), el cilantro (Coriander sativum) y el perejil (Petroselinum crispum) son algunos de los condimentos que más se consumen; y no se olvide de las plantas y de las flores que se cultivaban simplemente por su belleza o aroma.

El macizo herbáceo – rodéelo con un seto de romero (Rosmarinus officinalis) o con mirto (Myrtus communis) – incluye distintas plantas perennes y anuales. Las perennes – salvia , tomillo y tornojil (Melissa officinalis) – le aportan estructura al parterre, en tanto que las anuales – alcaravea, cilantro y anís – pueden plantarse en bloques. Siembre las anuales a finales de primavera y repita la operación varias veces hasta principios de verano.

El sonido de fluir del agua inspira paz y serenidad. Coloque una fuente en algún lugar fácilmente accesible, por ejemplo en un cruce entre macizos o una fuente de pared al fondo del camino.

Los mosaicos y los azulejos eran un elemento fundamental de los patios moriscos. Las paredes, caminos y estanques estaban decorados con intrincados motivos de múltiples colores. Los motivos decorativos de los azulejos y mosaicos moriscos consistían en formas geométricas en lugar de imágenes. Podrá crear estos motivos utilizando azulejos de distintas formas.

 

Además estos jardines suelen poseer todo tipo de cítricos, por su fragante aroma a azahar y sus decorativos y sabrosos frutos. Plántelos en tierra enriquecida con estiércol que drene bien , y fertilícelos de forma periódica con un abono líquido bien equilibrado que tenga un alto contenido en nitrógeno.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.