Diseño de jardines » Plantas para suelos pobres

Plantas para suelos pobres


La tierra perfecta, ideal para que las plantas crezcan vigorosas y desarrollen todo su potencial, debe ser rica y franca, que retenga la humedad y, al mismo tiempo, que sea permeable. En realidad es difícil encontrar suelos correctos y, casi siempre, se deben modificar sus condiciones reforzándolos y mejorando su estructura o reemplazándolos. Sin embargo, se puede también convivir con un terreno empobrecido y cultivar un buen número de plantas ideales para vivir en suelos pobres.

Plantas para suelos pobres

Una buena opción para crear un jardín en un suelo yermo es cultivar plantas que crezcan bien en ellos. En realidad, existe un buen número de ejemplares que son suficientes para la creación de un jardín lleno de color. Algunas de estas plantas, como el Iris unguicularis, por ejemplo, son incluso más atractivas en este tipo de suelos.

Muchas de las plantas mediterráneas, así como buena parte de las suculentas y un gran número de plantas alpinas crecen sin ningún problemas en los suelos empobrecidos.

Plantas para suelos pobres

De derecha a izquierda y arriba a abajo (Papaver rhoeas, Armeria maritima, Centranthus ruberAubrieta sp.)

Entre todas ellas se encuentran las preciosas amapolas, que crecen en cualquier tipo de suelo, lucen bien en cualquier plantación y casi nunca necesitan riegos porque sus profundas raíces consiguen el agua suficiente; la Armeria, que es un ejemplar alpino que produce una masa de pedúnculos florales altos y estilizados de vivos colores; la Aubrieta, que forma vistosas almohadillas de flores púrpura rosadas, ideales para rocallas y para cubrir paredes; la borraja (Borago officinalis), una aromática que produce preciosas flores azules; la fumaria (Corydalis flexuosa), una herbácea ideal para rocalla que forma una gran masa de follaje verde salpicada de flores de color azul pálido; el gordolobo (Verbascum), que forma elegantes espigas altas; el lino perenne (Linum narbonense), que se autodisemina, así como también la valeriana roja (Centranthus ruber); el sedum, planta típica de rocalla, prácticamente indestructible, de hermoso follaje verde purpúreo y abundantes flores amarillas estivales; y la siempreviva, una rastrera de crecimiento rápido y vertiginoso que forma preciosas rosetas y espigas floríferas de color rosa.

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.