Diseño de jardines » Un jardín en la terraza

Un jardín en la terraza


Muchas casas y bloques de viviendas tienen terrazas que, en la mayoría de ocasiones, no se utilizan para nada o, como mucho, sólo para tender la ropa. Son lugares ideales para crear un 'jardín en el aire' y para aprovechar como zona de descanso, para tomar el sol o para disfrutar de una increíble vista desde la altura.

Un jardín en la azotea

Un jardín en la azotea puede aportar un cambio total a su estilo de vida, sobre todo si en tu vivienda no disfrutas de una terraza exterior o de un jardín. Es el caso de las casas adosadas que sólo cuentan con un espacio exterior en la azotea, y también de muchos edificios urbanos, que disponen de una azotea tan grande como toda la vivienda pero vacía e infrautilizada y, sin embargo, capacitada para poder crear un jardín comunitario, un espacio de incalculable valor situado en una metrópolis; un lugar  donde cultivar plantas, donde poder recrearse cuidándolas, donde poder descansar, jugar, tomar  el sol o el fresco y disfrutar de un paisaje único situado muy cerca del cielo. Todo lo que necesitas es una azotea y el reto de planificar tu jardín.

Antes de empezar, consulta con un constructor o un arquitecto. Un jardín en la azotea puede resultar muy pesado. Las macetas, la tierra, los materiales de separación, los muebles, la barbacoa…; todo lo que desee colocar pesa, y existe un limite al peso. Por termino medio, el suelo de una azotea puede soportar entre 95 y 145 Kg de tierra por metro cuadrado, pero ten en cuenta que el peso aumenta de forma considerable cuando la tierra  está empapada de agua. Por tanto, es preciso conocer por indicación de un experto el peso que realmente puede sostener tu terraza.

También es importante consultar con un profesional acerca de la adaptabilidad y el drenaje del área escogida.

Por último, también es aconsejable que consultes con las autoridades locales, pues es probable que necesites un permiso para crear tu zona ajardinada en la azotea.

Aunque la elección de los recipientes depende en última instancia del gusto personal, hay que tener en cuenta que conviene escoger materiales ligeros, como el plástico o la fibra de vidrio, para procurar añadir la menor cantidad de peso posible.

En cuanto a la forma, es aconsejable utilizar macetas de base ancha, maceteros o tinas, que son ideales porque no se pueden volar ni tumbar a causa de los fuertes vientos.

Colócalos cerca de las paredes, y asegúrate de que el drenaje es bueno colocando primero una capa de 10 cm de grava, y de compost poroso después hasta unos 5 cm del borde.

Si construyes jardineras fijas de ladrillo, deja agujeros de drenaje con unos 45 cm de separación como mínimo y sitúalos a pocos centímetros de la base para que escurran bien el agua sobrante.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.