Diseño de jardines » Una piscina en el jardín, qué tener en cuenta

Una piscina en el jardín, qué tener en cuenta


Disfrutar de un jardín es un privilegio, pero si en el jardín hay una piscina, además de un privilegio es un lujo. Pero un lujo no quiere decir que sea solo para unos pocos, porque ya no es necesario que hagamos una obra para instalar la piscina en el jardín o terreno que tengamos. Hay muchas opciones además de las piscinas de obra de toda la vida.

Una piscina en el jardin

Las piscinas de fibra de vidrio son las que más se asemejan a las de obra. Pero su instalación no requiere el empre de ladrillos ni cemento, eso sí tendremos que excavar el hueco donde irá el vaso de la piscina. También hay que encargarse de la instalación de todo lo necesario para el mantenimiento de la piscina, como el sistema de filtrado y la depuradora.

Aún menos trabajo requiere el disponer de una piscina portátil, ya sea de lona o de plástico. En este caso solamente tendremos que preocuparnos por colocarla en un lugar sin inclinación y lo más llano posible para evitar que el material se rasgue con cualquier saliente que haya en el suelo, como puede ser una rama o piedra puntiaguda.

Pero una piscina en un jardín implica más preparativos y tareas que la instalación o construcción de la misma. Una parte importante es el mobiliario del jardín, así como los accesorios. Tenemos que conseguir no sólo que no desentonen con el conjunto sino que resulten prácticos y de utilidad, así como que no supongan un peligro sobre todo en el caso de que haya niños entre las personas que usarán la instalación. Entre los aspectos a los que hay que prestar atención están las tumbonas, que como hemos dicho han de ser además de bonitas y acordes con la estética del entorno, cómodas, ya que su principal fin es pasar bastante tiempo sobre ellas. Otro ejemplo son las sombrillas o mesas que suelen formar parte del mobiliario.

Una piscina en el jardín 2

La ubicación de la piscina no puede dejarse a la ligera, es uno de los puntos más importantes a planificar, sobre todo si es una piscina de obra, o de fibra de vidrio, ya que una vez construida o instalada no podremos moverla de lugar. Es importante colocarla en una zona que esté al sol, ya que si comentemos el error de situarla en una zona sombreada, el agua nunca estará lo suficientemente caliente como para que incite al baño. También hay que procurar, siempre que el espacio del jardín lo permita, que está alejada de las zonas de descanso de la casa, si es posible es mejor que esté cerca del comedor que de los dormitorios, de este modo el jaleo que puede montarse cuando los niños van a bañarse interrumpa la siesta de algún miembro de la familia, o que el hecho de que haya alguien al que le guste madrugar para nadar despierte a aquellos a los que les gusta despertarse tarde por la mañana.

Por último está el tema de las plantas. Qué especies son las más aconsejables para plantar junto a la piscina y dónde no plantarlas. Los mejores árboles que podemos tener son aquellos de hoja perenne, así evitaremos que las hojas vayan al agua en grandes cantidades cada año. Además es preferible aquellos de hojas anchas ya que de este modo nos será más cómo do retirarlas del agua cuando caigan a él. Por último, las piscinas y los árboles han de estar alejados, para evitar que en el futuro las raíces de estos se expandan invadan el suelo de la piscina.

Escrito por Piscinas.com

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.