El huerto en el jardín » Abonos orgánicos

Abonos orgánicos


Los abonos orgánicos proceden de la descomposición de sustancias de origen animal o vegetal. Tienen la función de mejorar la estructura del suelo, estabilizándolo y aumentando su fertilidad y la fauna beneficiosa que habita en él (lombrices y larvas, entre otros); de este modo se compensan las pérdidas de materia orgánica que sufren las tierras cultivadas.

abono

El estiércol de granja, los excrementos de los animales o los desperdicios de matadero, entre otros, ademas de incluir los principales elementos nutritivos, contienen una cantidad considerable de oligoelementos, presentes bajo una forma casi siempre sencilla de asimilar por las plantas. Los abonos orgánicos son de acción lenta, ya que necesitan ser previamente transformados para que sus elementos sean de fácil absorción. No se deben esparcir sobre la superficie, ya que de esta manera se pierden cantidades cuantiosas de nitrógeno. La profundidad ideal para mezclar el abono depende de la naturaleza del suelo. En suelos pesados y húmedos ses conveniente incorporarlo a poca profundidad. mientras que en los suelos ligeros la profundidad debe ser mayor.

Los abonos orgánicos más destacados son los siguientes:

Mantillo

Se origina por la fermentación del estiércol o de otras materias orgánicas. El mantillo debe estar siempre bien fermentado, para que pueda destruir bien las semillas de las malas hierbas. No hay que emplearlo nunca sin mezclar porque puede producir quemaduras o transmitir enfermedades dañando irreversiblemente las plantas.

Compost

El compost se fabrica a partir de diversos residuos orgánicos y vegetales recuperados, amontonados y mezclados con tierra de buena calidad que contiene numerosos microorganismos que favorecen la humificación, es decir, la descomposición  de la masa orgánica y su transformación en humus. Es un tipo de abono orgánico de bajo contenido en nutrientes básicos (nitrógeno, fósforo y potasio), pero que aporta humus y mejora la estructura del suelo.

Estiércol de granja

Abono muy fértil que se puede enriquecer mezclándolo con turba; contiene paja de los establos.

Estiércol de caballo

Es suelto y de descomposición rápida; desprende cierto calor, por lo que se utiliza para aumentar la temperatura de los invernaderos. Está indicado para el abono de suelos compactos.

Estiércol de Bovino

Está indicado para todo tipo de suelos. en los compactos e intermedios se utilizará cada tres o cuatro años; en los ligeros, este tipo de estiércol se descompone con mayor rapidez, por lo que se utilizará cada dos años.

Paja

Permite corregir la estructura del suelo en un plazo corto de tiempo. Durante el proceso de descomposición de la paja se produce un gran consumo de nitrógeno, que deberá ser simultanea.

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.