El huerto en el jardín » Cultivar champiñones

Cultivar champiñones


No son flores, ni hortalizas ni frutas. Son sabrosos hongos que contienen un alto poder nutritivo y que están presentes de forma habitual en nuestra alimentación. Podrás cultivarlos en cualquier rincón del jardín o del huerto, o incluso dentro de tu casa.

Cultivar champiñones

Los champiñones constituyen un plato delicado, de sabor muy peculiar y ampliamente utilizado en la alimentación cotidiana. Su cultivo es sencillo, y presenta una buena opción para aprovechar determinados espacios del jardín o del huerto o incluso del interior de la casa, como sótanos, bodegas, el fondo de un viejo armario o el espacio que queda debajo de unas escaleras.

Los champiñones se pueden cultivar en casi todas partes. En verano pueden estar al aire libre en plena tierra, en una zona protegida del jardín o del huerto, en un semillero o incluso debajo de una mesa en el invernadero. En invierno se pueden cultivar dentro de casa o en cajas, con calefacción artificial. En cualquier caso, nunca hay que dejarlos expuestos a la luz directa del sol y necesitan una temperatura suficiente y constante (unos 15ºC como media).

La calidad del sustrato es una de las condiciones esenciales para conseguir cultivar champiñones de forma óptima. En los centros de jardinería o viveros especializados se puede encontrar compost preparado especial para este cultivo. No obstante, siempre le resultará más económico prepararlo en casa, con una mezcla de estiércol fresco de caballo, paja o serrín.

Una vez el sustrato esté listo, rellena los semilleros, las cajas o la parcela destinada al cultivo con el compost obtenido hasta una altura de unos 20 cm y planta las esporas de los champiñones, que se venden preparadas para la plantación en los centros especializados, a unos 3 cm de profundidad y dejando unos 15 cm de distancia. Deje transcurrir unas dos o tres semanas y mantenga la temperatura superior a los 15 ºC, pero evite un sobrecalentamiento, lo ideal son los 21ºC.

Transcurrido este tiempo, comprueba que el micelio está formando y se desarrolla (aparecen hilos blancos sobre el compost), cubre de nuevo con una capa de 2 cm por una parte de mantillo, otra de arena y una tercera de turba. Riegue un poco y mantenga la temperatura. Los champiñones aparecerán unas tres semanas más tarde.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.