El huerto en el jardín » Cultivo de rábanos

Cultivo de rábanos


Sus raíces comestibles, gruesas y pulposas, se comen crudas en ensaladas, con salsa o con entremeses. Poseen un gusto característico, más o menos picante según las especies, son ricos en hierro y en vitamina C y están dotados de propiedades diuréticas y anti escorbúticas.

Cultivo de rábanos

Los rábanos pertenecen a la familia de las crucíferas, y se caracterizan por se plantas que producen flores compuestas por cuatro pétalos libres dispuestos en cruz. Sin embargo, el cultivo de rábanos se realiza para el aprovechamiento de sus raíces comestibles, y una condición para ello es impedir que salgan las flores, pues cuando aparecen éstas, la planta deja de ser apta para el consumo. Sólo se permite la aparición de las flores cuando de ellas se desea obtener semillas.

Condiciones de cultivo

El terreno para el cultivo de rábanos debe ser ligero, permeable, fresco y rico en elementos nutritivos y materia orgánica. Como ocurre con la mayor parte de las crucíferas, no se desarrollan bien en suelos ácidos, de manera que habrá que encalar la tierra en caso de que sea necesario.

En cuanto al emplazamiento, los rábanos requieren un lugar soleado en invierno y semisoleado en verano. No son muy exigentes en cuanto al clima, y resisten bastante bien el frío, aunque las temperaturas más adecuadas oscilan entre los 20 y los 15ºC.

Dado que se requiere poco espacio para la obtención de una cosecha regular, los rábanos se pueden cultivar fácilmente en jardineras e incluso en macetas de boca ancha. Proporciona un abono rico en nitrógeno durante la primera fase del cultivo, y después abona de forma periódica, en cada siembra posterior, con una mezcla de 30 g de sulfato potásico y 6 g de nitrato sódico por metro cuadrado.

Los rábanos estivales tardan sólo de tres a cuatro semanas en crecer; se siembran entre marzo y abril para la cosecha estival. Los invernales se siembran de enero a noviembre, con intervalos de unos 20 días para conseguir una cosecha continuadas. Los rábanos de invierno son de mayor tamaño que los de verano y su color es negro, blanco, rojo o rojo y blanco. Los blancos se siembran a mediados del verano, se recolectan en otoño y se deben desenterrar y guardar en turba. Los otros se siembran hacia finales de otoño, y se pueden dejar en la tierra hasta consumirlos durante el invierno.

Esparce las semillas (10 g por metro cuadrado, o algo menos para las especies más grandes) sobre la superficie del suelo,  luego añade una capa fina de tierra, de modo que queden sólo ligeramente cubiertas.

Se multiplican por semilla durante todo el año, y la siembra se dispone de forma escalonada para poder disgustar de ellos durante el máximo tiempo. Las semillas son grandes y negras, y resisten cinco años, por lo que no hay que deshacerse de ellas.

Si deseas obtener rábanos precoces, su cultivo se puede intercalar con otros cultivos forzados en cama caliente o en bancal profundo cubierto con cristal o plástico transparente.

El peligro principal al que están expuestos los rábanos son los pulgones, que pueden combatir con facilidad con los preparados adecuados que se encuentran en las tiendas especializadas. No obstante, antes de aplicar productos químicos, intenta eliminar los pulgones con un buen chorro de agua o,, si esto falla, aplicando pelitre.

Otros enemigos de estas plantas son los grillos y los abejorros, que también se pueden combatir con productos especiales. En los cultivos domésticos realizados en jardineras o macetas sólo ocasionalmente se encontrarán abejorros, y nunca grillos, pero si pulgones.

La cosecha suele empezar a los 20-25 días después de la siembra, excepto en variedades tardías, que requieren unos 50 días de desarrollo.

Durante la estación invernal se pueden dejar las plantas cierto tiempo sin recolectar. En verano en cambio es necesario cosechar de inmediato, ya que se ahuecan con rapidez.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

Comentarios

  1. control de plagas madrid, 26 Julio, 2013
    1

    buen aporte..

Deja un comentario.