El huerto en el jardín » Frutales enanos para tu terraza o patio

Frutales enanos para tu terraza o patio


¿Quieres tener en tu propia terraza, patio o balcón frutales y poder cosechar directamente tus propias frutas? Con los frutales enanos es posible. La gama de frutales enanos es perfecta para disfrutar de estos simpáticos frutales durante todo el año, de sus flores en primavera y de sus frutos en verano.

frutales-enanos

Un frutal enano es perfecto para cultivar en una terraza o patio, ya que conseguiremos un especial atractivo a su forma y por el atractivo y sabrosos frutos que dan un juego estupendo a nuestro hogar.  Tan sólo necesitas un contenedor lo suficientemente grande para cultivar uno de los frutales enanos, con una buena base de drenaje y situarlos en un lugar soleado. Su tamaño pequeño hace que lo puedas colocar en espacios reducidos.

El frutal enano tiene un gran valor ornamental,  por lo que lo convierten en un árbol estupendo para la jardinería doméstica, por su abundante floración en primavera,  su fresco y verde follaje y su producción de fruta, que es de tamaño normal.

Los frutales enanos cuenta con importantes ventajas frente a los frutales normales. El portainjerto o patrón elegido hace que el cultivo se adapte mucho mejor al cultivo en maceta ya que genera menos raíces, crece menos y no exige ser trasplantado a un tiesto mayor cada cierto tiempo. Al igual que la copa, el injerto de la variedad de frutal ya son de porte enano, por lo que no tendrás que estar podando cada dos por tres para mantenerle la forma, las plantas se desarrollan densas y compactas.

¿Qué frutales enanos podemos encontrar?

Actualmente se pueden encontrar varias especies de frutales enanos, entre ellas:

Peral (Pyrus communis) Perfecta para zonas templadas y templadas-frías. Le gustan los inviernos fríos sin heladas tardías y no le gusta el calor extremo. Florece a principios de abril y la fruta madura en septiembre.

Manzano (Malus domestica) Al igual que el peral, el manzano le gustan los lugares frescos y veranos soleados, pero sin excesivo calor. Florece a mediados de abril y madura  en Agosto-septiembre.

Ciruelo (Prunus domestica) Especie de zonas templadas y templadas cálidas. Le gustan los inviernos fríos y sin heladas y los veranos calurosos. Florece a finales de marzo y la fruta madura en julio.

Melocotonero (Prunus persica) Perfecta para un amplio rango de zonas, desde las templadas-cálidas a las frías. Florece en primavera a finales de marzo y madura en julio -agosto.

Nectarino (Prunus persica var. nectarina) Esta especie vive bien en todas las zonas, al igual que el melocotonero. Florece a principios de abril y los frutos maduran  en agosto.

Albaricoquero (Prunus armeniaca) Perfecta para zonas templadas y templadas cálidas, muy sensible a las heladas tardías. Es mucho más resistente a la sequía que otros frutales soportando muy bien el calor. Florece a mediados de marzo y la fruta madura en junio-julio.

Cerezo (Prunus avium) Perfecto para zonas frías de inviernos largos y veranos cortos. La floración se produce en abril y la maduración durante julio-agosto.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.