El huerto en el jardín » Jardinería orgánica en el huerto

Jardinería orgánica en el huerto


La jardinería orgánica y las plantas medicinales y culinarias son aliados naturales agrupadas con habilidad en un arriate o en el huerto.

Jardinería orgánica en el huerto

En la foto podemos ver como se ha alternado los cultivos hortícolas con damasquina (Tagetes patula), una eficaz planta que ahuyenta las plagas y a los nemátodos del suelo.

No son sólo las propiedades culinarias y medicinales lo que convierte a estas plantas en indispensables, sino también su facultad de frenar el crecimiento de las malas hierbas. De algunas de ellas se obtienen así mismo excelentes fertilizantes, o abonos, mientras que otras poseen propiedades insecticidas.

Entre ellas:

  • Consuelda (Symphytum officinale): Una robusta mata perenne de hojas pubescentes, con un alto contenido en potasa, una sustancia fundamental para favorecer el crecimiento rápido.
  • Damasquina (Tagetes patula): Una planta anual aromática con flores de colore amarillo vivo o naranja, muy apreciada en los macizos estivales o en jardineras. Contiene sustancias que ayudan a combatir los nematodos parásitos y a limitar el crecimiento de algunas malas hierbas.
  • Pelitre (Tanacetum cinerariifolium): Planta perenne de hojas estrechas con flores blancas en verano parecidas a las margaritas. Contiene piretrina, una sustancia insecticida muy eficaz.
  • Ajenjo (Artemisia absinthium): Subarbusto de follaje algo afelpado, de color verde blanquecino, crece bien en sitios soleados y bien drenados. Contiene tuyona, una sustancia insecticida muy potente.

 

Estas plantas si se sabe aprovechar son muy eficaces como insecticidas y como abono foliar, por ejemplo, ya no se recomienda el cultivo de consuelda como planta culinaria, aunque puede aprovecharse para elaborar un liquido fertilizante natural. A la hora de utilizarlo  diluye el líquido con unas 10 o 15 partes de agua y emplearlo para regar a las plantas.

Para ello tan sólo necesita recolectar las hojas de consuelda, triturarlas y comprimirlas con un poco de agua.  De ahí saldrá un liquido verde que al cabo de unos días se volverá un líquido espeso y marrón. Este líquido es un eficaz fertilizante para todo tipo de hortalizas. Una forma fácil y eficaz de nutrir a nuestros cultivos de una forma orgánica y barata.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.