El huerto en el jardín » Rotación de cultivos: ¿En qué consiste? (1)

Rotación de cultivos: ¿En qué consiste? (1)


La rotación o la alternativa de los cultivos consiste en no repetir el cultivo de una especie en una misma parcela; lo conveniente es plantear cultivos sucesivos con diferentes exigencias.

Rotación de cultivos

Las hortalizas pueden clasificarse en tres categorías o clases: hortalizas de hoja, hortalizas de raíz y el resto de especies que no están incluidas en las dos anteriores.

La importancia de la rotación de los cultivos en una parcela se puede poner de manifiesto fácilmente tomando corno ejemplo las coles: si las diferentes clases de coles (repollos, coliflor, rutabagas, col de Bruselas, etc.) se suceden sin interrupción en la misma parcela, se observa un rápido crecimiento en las enfermedades criptogámicas de los cultivos (en particular, la hernia de la col). En cambio, haciendo una alternativa mediante la cual un cultivo de col se repite cada tres años, alternando con otros cultivos de otras hortalizas diferentes, se comprueba que las enfermedades no se desarrollan tan extensamente por no tener un huésped adecuado para multiplicarse; estas enfermedades alcanzan un cierto umbral a partir del cual puede ser peligroso a otro cultivo de col, pero no a otra hortaliza diferente. Lo mismo sucede con la mayoría de los parásitos de las hortalizas.

Por otra parte, cada clase de hortaliza tiene unas exigencias nutritivas diferentes, extrayendo del suelo elementos nutritivos en diferentes proporciones. Los guisantes y las judías, como la mayoría de las leguminosas, son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico para atender sus necesidades de desarrollo y dejar una cantidad importante del mismo en el suelo al terminar el cultivo. La fijación del nitrógeno se realiza mediante las bacterias nitrificantes, existentes en simbiosis, en las nudosidades que se producen en las raíces de las plantas de las leguminosas. De tal forma, que se si plantan coles después de leguminosas, el desarrollo de las plantas es más vigoroso, ya que la col necesita mucho nitrógeno para su desarrollo.

Este método permite disminuir la cantidad de abono nitrogenado que se debe aportar a la col. Para otros elementos nutritivos, tenemos situaciones similares; por ello, lo conveniente de cuidar la alternativa a realizar en una parcela.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.