Huerto urbano » Cómo empezar tu huerto en casa

Cómo empezar tu huerto en casa


Si has pensado en tener un huerto en casa, pero no sabes muy bien cómo empezar, vamos a darte unos prácticos consejos para que no demores más tu ecológica decisión.

 

Que los huertos urbanos están cada vez más de moda, no es ningún secreto. Es posible que seas una de esas personas que ya ha pensado más de una vez en tener un huerto en casa y, sin embargo, todavía no pasado de ser solo una idea.

Si no tienes muchos conocimientos en la materia, puede que te parezca un reto demasiado complicado. Pero, como todo en esta vida, se puede aprender y lo principal es tener las ganas, la predisposición y, en este caso, también un pequeño espacio para poder habilitar tu huerto en casa.

Además, en los centros especializados puedes contar con profesionales dispuestos a aclarar todas tus dudas, resolver cualquier problema y asesorarte debidamente.

Puede que hayas decidido tener un huerto en casa porque quieres asegurarte de comer alimentos naturales y de calidad, porque quieres tener un contacto con la naturaleza más próximo, porque quieres ahorrar o sencillamente porque te apetece vivir esta experiencia ecológica.
En cualquier caso, vamos a darte algunos consejos prácticos que esperamos te sean muy útiles.

¿Cómo empiezo a tener un huerto?
Lo principal es tener un pequeño espacio que reciba la luz directa del sol. No hace falta que tenga grandes dimensiones, puedes habilitarlo en la azotea de tu finca o en el balcón de tu casa.

Si lo habilitas sobre suelo urbano y no sobre tierra, es necesario disponer de recipientes donde alojar las plantas. Los recipientes más comunes son las macetas, aunque también puedes emplear maderas y materiales reciclados para construirlos tú mismo.

También es necesario utilizar sustratos, más recomendable que la tierra pues es más ligero y, dependiendo del espacio que tengas y de los recipientes que vayas a poner, no conviene excederse con el peso.

Por supuesto, es esencial tener acceso al agua. Puedes instalar un riego por goteo o echar agua con una regadera. Pero sería recomendable tener una toma de agua cerca de nuestro huerto para mayor comodidad.

Una solución muy ecológica es disponer de grandes bidones donde poder recoger el agua de la lluvia, además de que es una forma de ahorro, también puedes regar tu huerto con agua de mayor calidad que la que sale por el grifo.

Una vez tengas tu espacio habilitado para crear tu huerto, solo tienes que elegir las semillas que quieres plantar. Para ello, puedes acudir a las tiendas especializadas donde te pueden facilitar aquellas semillas que necesites, así como informar de cuáles son las más idóneas para tu huerto. Del mismo modo, te pueden orientar sobre su tratamiento, cuidado, temporadas de siembra y recoleción, etc.

Vigilancia y cuidado
Además de regar las plantas también es muy importante observar y vigilar tu huerto, con el objetivo de prevenir posibles plagas y enfermedades.
Es recomendable que, sobre todo al principio, empieces con cultivos sencillos, con los que coger el hábito de cuidar y mantener tu propio huerto. No te compliques demasiado la vida pues, aunque tener tu propio huerto en casa está al alcance de todos, requiere ciertas atenciones a las que no estás acostumbrado o acostumbrada.
Conforme vayas viendo los resultados y beneficios de tener tu propio huerto, sentirás mayor motivación por continuarlo.
Y no desesperes ni te frustres si cometes algún error de principiante porque de todo se aprende. Puedes contar con la ayuda y los consejos de profesionales, así como de otros aficionados al cultivo o amantes de la jardinería que te pueden echar una mano.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.