Mascotas y animales en el jardín » 7 consejos para ayudar a tu perro a combatir el calor

7 consejos para ayudar a tu perro a combatir el calor


Las altas temperaturas del verano pueden resultar muy agobiantes para ti y también para tu perro. Tomando unas sencillas precauciones puedes ayudarle a combatir el fuerte calor.

Los golpes de calor se producen por las altas temperaturas y una falta de hidratación. El cuerpo humano tiene un método natural para refrigerarse, que es la sudoración. Sin embargo, los perros no tienen la misma capacidad de transpiración, por lo que hay que prestar una mayor atención a su comportamiento cuando el termómetro alcanza sus máximas.

Unas medidas preventivas básicas puede ayudar a que tu perro no sufra esos golpes de calor que, en algunos casos, pueden llegar a ser mortales.

¿Cómo ayudar a tu perro a combatir el calor?
1. Nunca dejes al perro encerrado en el coche
Aunque parece tan obvio que resulta innecesario resaltar esta recomendación, lamentablemente, las constantes noticias sobre casos similares nos obliga a marcarlo como primer consejo.
Las elevadísimas temperaturas que se registran dentro de un vehículo hace que se trate de una práctica muy peligrosa, que incluso puede ocasionar la muerte del animal.
Si viajas con tu perro, procura que el auto esté refrigerado y que disponga de agua para beber. Haz varias paradas en los trayectos más largos. Si tú necesitas descansar, tu perro también.

2. Evita salir a pasear con tu perro en las horas más fuertes de calor.
Tanto tu mascota como tú agradeceréis dar un paseo a primera o última hora del día. En las horas centrales, de 12am a 17pm, es cuando el sol aprieta más por lo que es recomendable evitarlas.
Intenta buscar un lugar en el que haya sitios de sombra para poder descansar y protegerse del sol.
También es recomendable que evites sacarlo a pasear por zonas en las que solo haya cemento. Procura buscar superficies que no absorban tanto el calor, pues podría quemarse las patas. Para calmar la quemazón en sus patas, puedes aplicarle un poco de alcohol sobre las almohadillas.

3. Córtale el pelo
Si tu perro es de una raza de pelo largo y abundante, en verano agradecerá que se lo recortes pues así estará más fresco. No llegues a raparlo completamente, pues dejar su piel expuesta al sol también podría provocarle quemaduras.

4. Proporciónale agua constantemente
Procura que tu perro tenga siempre fácil acceso al agua. Si salís a dar un paseo, también puedes llevar contigo una cantimplora para darle de beber de vez en cuando.
El agua es la mejor fuente de hidratación, así que no solo procura que tenga un recipiente para beber, sino también uno en el que pueda refrescarse.
Si tu perro es más reticente a meterse en el agua, encárgate tú de echarle un manguerazo o cubrirlo con toallas mojadas.

5. Habilita lugares con sombra
Si el perro vive en el jardín, puede resguardarse del sol en su caseta. Aunque también podrías habilitar zonas de sombra para que se proteja de los rayos sin estar encerrado. En una zona umbría puede resguardarse del sol y disfrutar a su vez del aire libre.

6. Permite que se refresque dentro de casa
En los días más calurosos, deja que tu perro se refresque con el aire acondicionado o el ventilador que tengas dentro de casa. En los climas más húmedos, los perros tienen una mayor dificultad para refrigerarse a través de los jadeos.

7. Controla y vigila constantemente a tu perro
Durante los días más calurosos, procura no perder de vista a tu mascota. Podrás comprobar su comportamiento para observar algún cambio de actitud que pueda delatar que está sufriendo un golpe de calor.
Puedes controlar su temperatura natural introduciendo un termómetro en su recto. En caso de que llegue a tener más de 39º, aplícale toallas mojadas para enfriarlo y llama rápidamente al veterinario.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.