Mascotas y animales en el jardín » Animales exóticos, ¿mascotas de moda?

Animales exóticos, ¿mascotas de moda?


Serpientes, camaleones, cerdos vietnamitas... Los animales exóticos se han puesto de moda pero, ¿todos pueden ser nuestras mascotas? ¿Cualquiera está preparado para cuidar debidamente un animal exótico?

 

Tener una mascota, ya sea un animal exótico o no, es más que un capricho o una tendencia. Es una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a asumir y que puede ocasionar problemas ya no solo en la vida del animal, sino también en la de las personas que habitan con él.

Los animales exóticos se han convertido en una caprichosa moda que muchos quieren seguir, sin preocuparse en los cuidados que necesitan, la alimentación que precisan, las dimensiones que pueden alcanzar cuando crecen, el espacio que necesitan para vivir cómodamente y un largo etcétera que van apareciendo con el paso del tiempo.
El problema está en que la solución que desgraciadamente encuentra demasiada gente es el abandono del animal.

Animales exóticos más de moda

Cerdo vietnamita: la influencia de la televisión y en concreto, la que fue capaz de ejercer el actor George Clooney al presentar públicamente su simpática mascota, provocó que el cerdo vietnamita se convirtiera en una de las mascotas de moda.
Su aspecto simpático, además de ser un animal bastante dócil, lo convirtieron en una mascota de moda. Sin embargo, el cerdo vietnamita resulta muy gracioso cuando es bebé, aunque deja de serlo tanto cuando crece, pudiendo llegar a pesar cerca de los cien kilos. De la misma forma que aumentó espectacularmente la venta de cerdos vietnamitas, la proporción de abandonos también aumentó con la misma sorprendente celeridad.

Iguana: aunque, aparentemente, la iguana puede resultar algo menos simpática por su aspecto, también es un animal muy dócil que creó tendencia. Puede considerarse animal de compañía porque les gusta recostarse en tu regazo, pero solo cuando ellas quieren, por lo que resulta infructuoso intentar domesticarla para que responda cuando la llamas. Es un animal hervíboro de sangre fría que necesita condiciones de calor e iluminación adecuadas, así como espacio suficiente para crecer y desarrollarse hasta los casi dos metros de longitud que puede alcanzar. Aunque sean bastante independientes, necesitan muchos cuidados que no debes obviar, por lo que tener una iguana en cautividad puede resultar costoso y sacrificado.

Guacamayo: los de color azul o violeta también se han convertido en la mascota favorita para quienes quieren presumir de animales exóticos en casa. Igual que otras aves tropicales, los guacamayos son muy alegres y sociables. Les gusta la compañía y suelen ser bastante escandalosos. Hay que tener bastante precaución con la alimentación y los cuidados de higiene, ya que son aves delicadas que pueden enfermar si no se les presta la atención necesaria.

Pez payaso: es un animal de agua salada bastante fácil de cuidar. Hay que procurarle un acuario bastante grande para que se pueda mover a sus anchas, ya que es bastante activo. Antes de comprar un pez payaso, hay que recordar que se trata de una especie protegida. Su captura indiscriminada en áreas naturales está poniendo en riesgo su existencia. Así que, si quieres tener un pez como mascota, pregunta en las tiendas especializadas por otras especies igual de bonitas y llamativas que no estén en riesgo de extinción. El exotismo ya se lo puedes poner tú decorando la pecera de una forma particular. Y el pez payaso, no deja de ser una moda que, posiblemente surgió por la influencia del cine.

Serpientes: otra de las peculiares modas en la adquisición de mascotas es la de tener una serpiente. Aparte del peligro que puede entrañar tener determinadas especies, las serpientes necesitan una serie de requisitos a tener en cuenta para un adecuado cautiverio. Conlleva un mantenimiento costoso pues los terrarios habilitados para que puedan vivir correctamente pueden tener un precio muy elevado, así como la alimentación que necesitan.

Hay otros muchos animales exóticos que se han convertido en mascotas poco habituales, como lémures, conejos moro, wallabies, gatos de bengala…

Antes de decidirse a tener una mascota, ya sea o no un animal exótico, lo primero a tener en cuenta es que va a necesitar determinados cuidados y atenciones que conllevan una responsabilidad. Asimismo, hay que recordar que se trata de seres vivos que, por mucho que estén de moda, no se pueden tratar como unos pantalones que, cuando ya no son tendencia podemos tirar o reemplazar alegremente. Además de que hay que ser consciente de la disponibilidad que cada uno tiene para cuidar una mascota. Disponibilidad de tiempo, de dinero y de espacio pues por mucho que esté de moda tener un animal exótico como mascota, no todos se pueden adaptar a las condiciones de habitabilidad que les ofrecemos.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.