Mascotas y animales en el jardín » Cómo ahuyentar y proteger a las abejas

Cómo ahuyentar y proteger a las abejas


El temor a sufrir una picadura de abeja hace que cometamos el error de matarlas y dado el notorio descenso de la población mundial de abejas, vamos a darte algunas recomendaciones para ahuyentarlas y, a su vez, protegerlas.

Las abejas no son agresivas, solo se defienden si se ven amenazadas. De hecho, su aguijón dentado se desprende de su cuerpo al picar, lo que provoca su muerte ya que en él se encuentra parte de su aparato digestivo. A diferencia de las avispas, que tienen aguijones sin dientes y por lo tanto pueden dar sucesivos picotazos, las abejas solo pueden picar una vez.

La picadura tanto de las avispas como abejas suele ser bastante dolorosa, que además producen una reacción en la piel ya que contienen unas glándulas que resultan tóxicas para el ser humano. Las personas que son alérgicas a las picaduras tienen que tener una precaución mayor, ya que esta reacción les puede provocar espasmos, edemas, vómitos, entrar en estado de shock e incluso morir.

En relación con las abejas, en los últimos años se ha creado una alarma social por el notable descenso de la población mundial. Aunque su desaparición está más relacionada con la agricultura y su práctica poco ecológica, como el consumo de productos orgánicos o el empleo de determinados pesticidas, así como por el cambio climático o incluso las cada vez más abundantes radiaciones electromagnéticas, podemos ayudar a proteger a las abejas con prácticos consejos que las ahuyentarán de nuestro lado, sin necesidad de matarlas.

Cómo ahuyentar a las abejas
Tanto para evitar las picaduras de las abejas como de los mosquitos, puedes utilizar repelentes naturales, que desprenden un fuerte olor que los ahuyenta. Por ejemplo, el aceite de hierbabuena, de hierba gatera o de clavo suelen ser bastante eficaces.

Aléjate de lugares donde haya una colmena. Si haces una excursión por el campo, podrías toparte con una colmena de abejas en un árbol o entre las rocas. Si invades su espacio y se sienten amenazadas pueden salir a defender su territorio. Busca otro lugar en el que instalar tu picnic o donde ponerte a jugar con tu mascota.

También puedes emplear métodos de distracción. Es decir, si vas a hacer un almuerzo al aire libre, puede que algunos insectos se sientan atraídos por tu comida. Pero si les dejas algún alimento dulce o azucarado en un lugar apartado, es más probable que acudan a ese sitio en vez de invitarse a tu almuerzo.

Si descubres un panal de abejas en tu tejado o cerca de tu casa, es conveniente que contrates a un profesional para que las ayude a hacer su mudanza. Simplemente trasladando el panal a otro lugar evitarás problemas de convivencia.

Ayudar a las abejas
El peligro del descenso de la población de las abejas se ha convertido en un tema tan importante, ya que son expertos polinizadores y de ello depende la reproducción de otras muchas especies.

A las abejas se las conoce, principalmente como productoras de miel. Pero con el polen y néctar que utilizan tanto para alimentarse como para producir este producto, también transportan semillas de una planta a otra. Algunas plantas solo pueden contar con las abejas para su reproducción, por lo que su supervivencia depende directamente de ellas.

Los expertos señalan que hasta el 33% de los productos que consumimos a diario proceden directamente de la polinización de las abejas.

Tanto si tienes alergia a una picadura de abeja como si sencillamente quieres evitar que te pique, siempre será mejor que la ahuyentes o que la ignores. Ella no irá a molestarte si tú no vas a molestarla a ella.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.