Mascotas y animales en el jardín » Cómo cortar las uñas a los gatos

Cómo cortar las uñas a los gatos


Los gatos poseen garras bien afiladas que pueden causar daños en el hogar o a nosotros mismos mientras jugamos con ellos. Para evitar estos arañazos, conviene cortarles las uñas con unos cortaúñas especiales para los gatos.

Cortar las uñas al gato

Existen diversas formas para eliminar las garras a los gatos como las operaciones quirúrgicas. Sin embargo, debido al excesivo coste que supone operar a tu gato y el estrés que les supone, se pueden buscar alternativas como mantener las uñas siempre recortadas para evitar que rasquen los muebles o nos arañen.

En el mercado se encuentran diversos cortauñas que podrás adquirir en las tiendas de mascotas. Nosotros te recomendamos las del tipo de guillotina, pero lo que nunca debes usar los cortauñas para humanos, ya que éstas pueden aplastar y lastimar las garras del animal.

Para poder cortar las uñas a tu gato, deberás acostumbrarlo desde pequeño, aunque la mayoría de los gatos tardan en aprender a aceptar este procedimiento. Para ello asegura a tu gato en el hueco de tu brazo menos hábil, apoyándolo entre las piernas o sobre las rodillas. Lo mejor es acomodarlo de costado, sosteniendo una de las patas, donde se le va a practicar el corte con tu mano.

De esta forma, al estar el gato de espaldas, le es difícil arañar o soltarse. Apresúrate entonces a cortarles las uñas. Comienza presionándole las almohadillas de la pata para que asomen sus uñas. Examínalas detenidamente y con cuidado corta por la parte blanca de la uña, para no causarle heridas.

Si el gato, causa demasiados problemas para ello, puedes optar por  cortarle solamente las patas delanteras, pues son las que suelen usar para arañar, trepar o rascar. No te asustes si en alguna pata te aparecen más de 4 uñas. Muchos gatos presentan garras polidáctiles, apareciendo hasta siete uñas en una sola pata, simplemente tendrás más faena.

El corte de las uñas, debería realizarse semanalmente, dependiendo de la edad del gato y del corte que hayas realizado anteriormente.

Por lo general, no suelen causar muchos problemas, pero si los causaran, no te rindas, poco a poco se acostumbrarán y te será más sencillo, así que no te desanimes.

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.