Hierba para gatos


Si tienes un gato como mascota, sabrás que necesitan purgarse para no acumular bolas de pelo que obstruyen su intestino y les crean problemas y malestar. El cepillado es algo habitual para evitarlas, pero también lo es la hierba para gatos.

Hierba-para-gatos

Los gatos, como también los perros, utilizan la hierba para purgarse y limpiarse, eliminando esas molestas bolas de pelo que se instalan en el estómago y el intestino. Es posible que hayas comprobado que tu gato alguna vez, ha mordisqueado las hojas de las plantas que tienes por casa. Está buscando esa fórmula natural para purgarse, no pienses que se ha vuelto vegetariano.

Si tienes jardín y dejas que el gato deambule por él, puede proporcionarse su propia hierba purgante, aunque si lo tienes en casa, también le puedes facilitar la faena.

Solo tienes que tener hierba para gatos que puedes comprar en cualquier tienda especializada, ponerla en una maceta, regarla asiduamente y colocar la maceta en un sitio cálido que reciba mucha luz.

La hierba para gatos es normalmente de cebada, de trigo o de avena y puedes comprar su semilla y plantarla en una maceta. Crece muy deprisa y en solo tres días, cuando la hierba tenga una tamaño de unos 5 centímetros, tu gato podrá pegarse sus festines.

Es posible que, después de comer algo de hierba, tu gato vomite, es algo completamente normal, pues es lo que le va a permitir sacar esas bolas de pelo que se han ido acumulando en su estómago.

Además de servirle como purgante, la hierba para gatos también le aporta beneficios para su crecimiento, como el ácido fólico, puede ser un laxante natural y puede aportarle algunas vitaminas y fibra que necesita en su alimentación.

¿Cómo sembrar hierba para gatos?

Es muy sencillo y práctico. Solo necesitas una maceta en la que echar la tierra o el sustrato vegetal donde vayas a echar las semillas, que pueden ser de trigo, de avena, cebada o también alpiste.

Hierba-para-gatos_Le echas un poco más de tierra por encima después de haber añadido las semillas y le echas agua. Al cabo de dos o tres días, tendrás una rica hierba para gatos.

Ya que va a comer directamente de ella, no hay que utilizar pesticidas ni fertilizantes que puedan ser tóxicos.

Puedes recortar las puntas de las hojas de vez en cuando, así evitarás que se mustie y que crezca con más fuerza.

Tener una o varias macetas de este tipo de hierba será beneficioso para tu gato, y también puede ser un bonito elemento para tu casa. Además de que evitarás que te mordisquee las hojas de otras plantas ya que encontrará el alimento que necesita fácilmente.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.