Mascotas y animales en el jardín » La cría del diamante mandarín

La cría del diamante mandarín


El diamante mandarín es una pequeña ave de origen australiano, que es muy popular entre los aficionados a las aves de todo el mundo por su vitalidad, su coloreado plumaje, su fácil cuidado en jaulas y fácil de criar. Todas estas razones hacen que este pequeño pájaro sea una de las aves de jaula ideales para iniciarse en la cría de pájaros. Incluso es recomendable para los niños que deciden dar sus primeros pasos en esta actividad.

Grupo de diamantes mandarínes

Son pájaros que viven en grandes grupos, estableciendo parejas muy estables durante toda su vida. Por lo que son algo belicosos cuando en una jaula hay más de una pareja. Su cuidado es muy fácil, su alimentación se basa en todo tipo de semillas de gramíneas, aunque de vez en cuando hay que incorporar manzana, lechuga o zanahoria.

Estas aves necesitan agua fresca diariamente, procurando que nunca falte, pues un solo día sin agua, puede causar la muerte de estos pájaros. Están estrechamente relacionados con el agua, puesto que en su lugar de origen está condicionado su modo de vida, ya que allí sufren terribles sequías y sólo reaniman su actividad cuando comienza la primera lluvia. Tanto es así, que hasta que no llueva nunca harán nido, ni intentarán reproducirse.

Si queremos que críen sólo debemos incorporarles ramitas, hierbas secas y materiales naturales para que creen su nido. En poco tiempo tendremos huevos los cuales incubaran noche y día ambos sexos. Cuando los polluelos nazcan estos serán de color gris con el pico negro, luego ya mudarán el plumaje. Los padres de estos polluelos los alimentarán durante dos o tres meses, hasta que estos vuelen, pudiendo volver a poner otra puesta en el mismo año, si las aves son adultas.

Estos pájaros son muy sociables, aunque difíciles de domesticar a pesar de que no tengan miedo a las personas, incluso se les puede observar en diversos núcleos urbanos alimentándose de los huertos y bebiendo de las fuentes en climas no excesivamente fríos.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.