Mascotas y animales en el jardín » Nuestro perro y el bebé

Nuestro perro y el bebé


Desde el inicio del embarazo hemos preparamos la llegada de un bebé al hogar, los hábitos que modificaremos, las compras que debemos realizar, los preparativos en la casa, pero ¿y nuestro perro, hemos previsto su reacción cuando llegue el nuevo miembro?

Nuestro perro y el bebé

Hasta este momento el rey de la casa ha sido él, pero ahora con la llegada del bebé, una nueva situación se plantea en el hogar, la nueva convivencia entre el perro y el recién nacido.

Este conflicto que en principio puede resultarnos  muy difícil de resolver, tiene una sencilla solución, la normalidad.

Para evitar que nuestro perro sienta celos del nuevo miembro de la familia, debemos tratarlo como antes de que el bebé naciera, y todo irá bien.  Tus paseos, tus caricias, tus mimos, deben continuar.

Debemos actuar haciendo partícipe a nuestra mascota de la novedad del hogar, no excluirla o relegarla a una segunda posición.

Nos asusta que el perro se acerque al bebé para olerlo y evitamos a toda costa que lo haga, sin embargo esta no es la mejor opción para hacer ver que el nuevo habitante es uno más, no el especial. Debemos dejar al animal que se acerque, que le huela, que se tumbe cerca de su cuna.  Tenemos que familiarizarlo con los olores típicos y los sonidos que hacen los bebés.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, tal y como hemos educado a nuestra mascota, éste actúa asociando situaciones, por ello, es importante que no grites ni castigues al perro en presencia del bebé. En su presencia el perro debe asociar experiencias positivas, habla al perro con tono suave y amable.

La convivencia del perro y el bebé debe ser de manera relajada, sin estrés.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

Comentarios

  1. boxer, 10 Agosto, 2011
    1

    Todo depende del carácter del perro y de lo bien educado y controlado que lo tenga el dueño. Atención, control y sentido común.

Deja un comentario.