Plagas y enfermedades de las plantas » Tipos de fitosanitarios para las plantas

Tipos de fitosanitarios para las plantas


Las plantas, como cualquier ser vivo, sufren el ataque de plagas y enfermedades.  Por eso es importante conocer el ataque que afecta a la planta así como los fitosanitarios existentes para saber cuál es el más adecuado en cada caso.

Plantas sanas

Por lo general podemos encontrar dos grandes grupos: Los hay químicos y los biológicos.  Estos productos para proteger a los vegetales puede ser compuestos químicos, derivados de extractos de plantas y elementos químicos que pueden ser muy dañinos o biológicos, cuyo impacto medioambiental es menor.

Dependiendo del ataque podemos distinguir entre plaguicidas,  para plagas de insectos o fungicidas, para el ataque de hongos, aunque hay otros más raros como los acaricidas, para los ataques de ácaros como la famosa araña roja.

Plaguicidas 

Sirven para combatir cualquier plaga de insectos (insecticidas), ojo no vale para los ácaros. Por su forma de actuación pueden ser: sistémicos, es decir que son absorbidos por la planta una vez aplicados o de contacto, que aniquilan al atacante cuando los toca, y de ingestión, que actúan cuando el producto o la planta tratada son ingeridos.

Por lo general los insectos que más suelen atacar y que habrá que combatir con un plaguicida son los chupadores o masticadores  (pulgón, cochinillas, mosca blanca, orugas y piojillos) son los insectos más dañinos para las plantas.

Entre los ácaros destaca especialmente la araña roja, que se trata con acaricidas, y para los caracoles y babosas existen los helicidas.

Existen fitosanitarios para tratar varias plagas a la vez, y otros específicos. En el centro de jardinería te aconsejarán el más adecuado.

Fungicidas 

Se utilizan para luchar contra las enfermedades provocadas por hongos, bacterias y virus, que pueden causar desde pudriciones hasta clorosis, manchas, deformaciones, etc… Son más difíciles de detectar que los insectos y ácaros, y complicados de diagnosticar y tratar. Los más comunes son el oídio, la roya y el mildiu. 

Prevenir el ataque de hongos y bacterias es más fácil que curar la planta una vez enferma.  Para ello hay que controlar el exceso de humedad y las condiciones de cultivo.

Herbicidas

Son productos que prohíben el desarrollo de las malas hierbas, que compiten con las plantas por los nutrientes, el agua y la luz del sol, y son portadoras de plagas y enfermedades.

Fitosanitarios ecológicos 

Tanto la industria como la vieja sabiduría de los jardineros han hecho que en los últimos años se apliquen fitosanitarios más naturales y ecológicos, respetando el medioambiente y existiendo para todo tipo de plagas y enfermedades, incluso se comercializan productos a base de extractos naturales que cumplen la misma función que los productos químicos.

 

Para que resulten eficaces, los productos fitosanitarios deben utilizarse con tino, respetando escrupulosamente las indicaciones del fabricante, especialmente en cuanto a dosis y manipulación. En exceso pueden resultar muy perjudiciales.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.