Plagas y enfermedades de las plantas » Enfermedades más comunes en las coles

Enfermedades más comunes en las coles


Ya casi están las coles a punto de recogerse, sin embargo con estos días de lluvia, frío y algunos días de sol intenso, seguramente nos haya salido alguna enfermedad en nuestros cultivos, debido al estrés que esto supone. Te enseñamos a combatir algunas de las enfermedades más importantes de este cultivo.

Coles sanas de una variedad de nervios rojos

La hernia de la col produce un engrosamiento de las raíces y la planta no desarrolla adecuadamente. Ataca a muchas crucíferas, familia a la que pertenece las coles, coliflores, brócoli, mostazas, lechugas, rábanos.. , principalmente en los suelos ácidos y húmedos. En estas condiciones, la enfermedad se desarrolla y permanece en el suelo durante bastantes años; por ello, es conveniente hacer una rotación suficientemente larga. Arrancar y destruir las plantas afectadas y hacer una aplicación de cal al suelo (enmienda caliza) para modificar la reacción del suelo.

Al mismo tiempo muchísimas especies de mildiu parasitan diferentes hortalizas (cebolla, puerro, col, lechuga, melón, espinaca, tomate, patata). Las plantas presentan manchas amarillas en las hojas que después se oscurecen hasta llegar a secarse; también puede afectar a los tallos y con ello la planta se paraliza. En plantas jóvenes se produce la pérdida de las mismas y en plantas adultas la fructificación no se realiza o los frutos no llegan a madurar. En condiciones húmedas la propagación es muy rápida y las pérdidas pueden ser cuantiosas. En cultivos bajo abrigo es conveniente forzar la ventilación para evitar excesiva humedad y hacer tratamientos preventivos para evitar que la enfermedad se propague. En cultivos al aire libre, también deben hacerse tratamientos preventivos con fungicidas de síntesis del tipo captan o mancozeb o con compuestos cúpricos aplicados en espolvoreo o en disolución.

Las estaciones de aviso del Ministerio de Agricultura facilitan información de los momentos en  los que los tratamientos son más adecuados. Existen cultivos en que los daños pueden ser mayores porque el ciclo evolutivo de la enfermedad es mucho más rápido; el tomate y la patata están en estas condiciones y en ambas los frutos llegan a pudrirse rápidamente por tener muy mala conservación. En este caso, se deben hacer tratamientos preventivos, o en el momento que veamos las primeras manchas, con tolilfluanida, fosetil al ó folpet

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.