Plagas y enfermedades de las plantas » Enfermedades parasitarias

Enfermedades parasitarias


Las plantas pueden enfermar por muchos motivos, pero es raro que mueran de forma súbita por una enfermedad. Por lo general, se van debilitando de forma progresiva; por ello, casi siempre se pueden curar si conocemos los síntomas para diagnosticar y saber elegir el remedio adecuado.

Enfermedades parasitarias

Las enfermedades parasitarias están originadas por animales microscópicos que viven y se desarrollan dentro de las plantas, alimentándose únicamente de las sustancias elaboradas por ellas. Las condiciones ambientales o de clima inapropiadas favorecen la proliferación de la mayoría de los parásitos.

 

Enfermedades virales.

Se contagian y transmiten básicamente por insectos chupadores (pulgón, trips, cochinillas), que chupan la savia de las plantas infestadas y también de las plantas sanas. También se propagan de forma mecánica a través de la savia (al cavar, al cortar las flores, al recolectar, al esquejar, injertar, sembrar, etc.) y también , aunque en menor medida, se pueden transmitir por el suelo.

Los virus dañan gravemente los cultivos ornamentales, frutales y hortícolas. Viven en las células de las plantas, y los síntomas para reconocer la enfermedad varían según la naturaleza del virus y de acuerdo a la especie o variedad contaminada.

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran:

  • Manchas irregulares de color blanquecino o amarillento sobre hojas y tallos. Se les da el nombre genérico de ‘mosaicos’. Uno de los más comunes es el virus del mosaico del pepino, que ataca a diversas hortalizas y a numerosas plantas ornamentales (petunias, dragón, aguileña, lirios, dalias, pensamientos, prímulas, etc.)
  • Manchas necróticas en las hojas, que provocan deformaciones en el tejido. Se trata de un grupo de virus que afecta a multitud de plantas (saúco, petunias, almortas, etc.).
  • Manchas de color sobre las hojas de los tulipanes, que resultan de la acción de Tulipa virus 1  y  Tulipa virus 2. Es una enfermedad que produce una degeneración progresiva de las plantas y que afecta no sólo a los tulipanes, sino a otras muchas, como pensamientos y lirios.
  • Aparición de inflorescencias verdes, acompañada de deformaciones o esterilidad de la floración. Pueden ser provocadas por los virus del grupo Stolbur (sobre todo, en las plantas de patatas y tomateras).
  • Manchas difuminadas de color verde pálido o amarillo en las hojas y frutos, con la piel arrugada y pulpa de color marrón rojizo. Afecta en especial a las ciruelas; es una enfermedad viral denominada sharka.

 

Enfermedades criptogámicas.

Están originadas por hongos, diminutos parásitos inapreciables a la vista que se nutren de las sustancias elaboradas por la vegetación. Son enfermedades muy graves que raramente se pueden remediar cuando se observan los primeros síntomas y, casi siempre, producen la muerte de las plantas. Por ello es fundamental prevenir la enfermedad antes de que aparezca.

Enfermedades parasitarias

Enfermedades bacterianas.

Las bacterias viven en el suelo o en el interior de las plantas infectadas. Atacan sobre todo, a los cultivos que presentan heridas o a plantas débiles por estar cultivadas en malas condiciones. La lucha consiste en prevenir la enfermedad o limitarla localmente, adoptar unas condiciones de cultivo óptimas, eliminar las partes infectadas, rotar adecuadamente los cultivos, desinfectar el suelo y combatir los parásitos rastreros, las larvas y otros animales que atacan las raíces.

Se dividen en distintas categorías, según los síntomas que aparecen en las plantas:

  • Descomposición de los tejidos blandos, llenos de savia. Aparece una podredumbre húmeda o seca. En general están provocadas por bacterias de la familia de las psedomonas y de las Erwinia.
  • Manchas en las hojas y otros órganos. Suelen estar provocadas por bacterias de la familia de las pseudomonas.
  • Aparición de enfermedades sistemáticas. Suelen estar provocadas por Xanthomonas.
  • Cánceres vegetales y tumores del cuello; suelen estar ocasionadas por  Agrobacterium tumefaciens.

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.