Plagas y enfermedades de las plantas » Las malas hierbas en otoño

Las malas hierbas en otoño


En ciertas ocasiones las malas hierbas pueden representar una auténtica preocupación para el cuidado del jardín, más aun cuando hablamos de huerto, puesto que invaden el terreno y afectan al crecimiento de las plantas que viven en él.

Césped lleno de malas hierbas

Existen diversos procedimientos naturales para eliminar las malas hierbas, como por ejemplo:

  • Aplicando una alternancia adecuada de las plantas cuando estamos en un huerto.
  • Cavando y escarbando a gran profundidad.
  • Combatiendo el origen de la invasión (bordes de los caminos, césped,..)

 

La relación entre las dimensiones del jardín y la superficie de malas hierbas es la que decide el empleo o no de herbicidas, evitando lo más posible su utilización y procurando mantenerlas a raya desde un principio con métodos manuales.

Durante esta época las malas hierbas del verano pasan a mejor vida y dejan de preocuparnos, pero comienzan a emerger las malas hierbas invernales, a pesar de que éstas son más bien efímeras, como la verónica precoz, la verónica de las hojas de hiera y la draba. Sin embargo las plantas que necesitan frío para florecer, son las más peligrosas, pues, aunque ahora se encuentren en reposo, no dudarán en primavera en florecer y expandirse en unos pocos días.  Algunas de ellas son, la bolsa de pastor, el pico de cigüeña, la fumaria o la cicuta.

Por eso la prevención es fundamental, sobretodo el  ser capaz de reconocer las malas hierbas en cuanto salen las primeras hojas. Una destrucción a tiempo evita muchos esfuerzos posteriores.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.