Plagas y enfermedades de las plantas » Los hongos más comunes en plantas en semilleros

Los hongos más comunes en plantas en semilleros


Con la bajada de temperaturas y el incremento de la humedad, los hongos encuentran las condiciones perfectas para desarrollarse. Las plántulas que tenemos en el semillero son los huéspedes perfectos para los hongos que tanto nos llevan de cabeza.

Hongos en semilleros

 

Diversos son los hongos que atacan a nuestras plantas cuando las tenemos en el semillero, que es cuando la planta se encuentra en su fase más débil y es más susceptible a desarrollar las fitopatologías asociadas. En ocasiones las plantas pueden estar infestadas y no manifestar síntomas, lo que provoca daños mayores si luego las plantamos en nuestro jardín.

Las plantas que con mayor frecuencia se ven atacadas por hongos en sus estados primarios son hortícolas y ornamentales. Las condiciones que favorecen la aparición y propagación de hongos patógenos son: bajas temperaturas, alta humedad debido a altas dosis de riego o a un mal drenaje, baja densidad lumínica y alta densidad de plantas.

A continuación os detallamos los hongos más frecuentes en los primeros estadios de las plantas:

  • Pythium spp.: el hongo ataca el cuello de las plántulas (entre la raíz y el tallo) produciendo un estrangulamiento que dificulta el paso normal de nutrientes y provoca que las plantas se marchiten y se tumben. En ocasiones las plantas parecen recuperarse pero vuelven a aparecer síntomas en fases posteriores.
  • Rhizoctonia solani: los síntomas son muy similares a los provocados por Pythium, aunque puede aparecer una herida oscura (denominada chancro).
  • Fusarium spp.: generalmente no se detectan sus síntomas en la fase de semillero por lo que el riesgo de una posterior dispersión si las plantas están infectadas es muy alto. Este hongo está presente en todos los suelos aunque las mayoría de cepas no son dañinas. Las formas patógenas de este hongo suelen ser muy específicas, afectando a una especie o variedad determinada. Los síntomas que principalmente provocan son marchitez, flacidez y deshidratación.
  • Acremonium spp.: como en el caso anterior, su sintomatología no suele detectarse hasta que la planta se desarrolla. Los principales síntomas son amarilleamiento en la zona del cuello que evoluciona a pardeamiento y necrosis. Las raíces principales se vuelven marrones y se ralentiza su crecimiento pudiendo provocar la muerte de la planta si el ataque es muy grave.

Conoce más sobre la autora en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.