Plagas y enfermedades de las plantas » Plagas y enfermedades de los rosales

Plagas y enfermedades de los rosales


Los principales enemigos de los rosales son los pulgones, a veces las arañas rojas  o las cochinillas, por lo que respecta a los animales; por las enfermedades provocadas por hongos, la enfermedad del 'blanco' causado por el oidio, la enfermedad de las manchas negras causada por la Marsonia y la Roya.

Plagas y enfermedades del rosal

Los pulgones aparecen muy pronto en primavera, desde abril, sobre los brotes jóvenes, en los que provoca que las hojas se arruguen; un poco más tarde sobre los capullos, a los que puede hacer abortar. Es necesario comenzar los tratamientos antipulgones desde la aparición de estos insectos, pues se multiplican con una increíble rapidez. La mayoría de los insecticidas del comercio tratan contra los pulgones y al mismo tiempo contra las cochinillas o larvas producidas.

Las arañas rojas, cuya presencia se detecta con una lupa en la cara inferior de las hojas, principalmente en tiempo seco, causan el amarilleo de las hojas y su caída. Se distinguen muchas veces simultáneamente las larvas anaranjadas y las adultas rojas.

Las cochinillas o kermes se presentan bajo  el aspecto de pequeños escudos céreos o grises colgados en las ramas. En caso de ataque grave provocan el debilitamiento de los rosales.

Los tratamientos contra los pulgones deberán tener lugar cada 15 días.

El tratamiento contra las enfermedades causadas por hongos son más eficaces preventivamente que curativamente. Deben, pues, comenzar pronto y sucederse frecuentemente para cubrir las hojas jóvenes a medida que vayan desarrollándose. lAs enfermedades más comunes son:

  • La enfermedad del blanco (oidium) despide un polvo blanco grisáceo sobre las primeras hojas y los capullos. Los productos eficaces son a base de azufre.
  • La enfermedad de las manchas negras (Marsonia) forma en la cara superior de las hojas manchas difusas, redondeadas, negro violáceo. Esta hace que se caigan las hojas y los rosales queden defoliado.
  • La roya forma manchas más pequeñas, más angulosas y más numerosas, también en la cara superior de las hojas; luego genera pequeñas manchas anaranjadas que pululan en el envés de las hojas. Su afección hace que las hojas amarilleen y caigan.

Todas ellas se tratan con productos fungicidas, siendo difícil su eliminación.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

Comentarios

  1. Pepe LA, 16 Noviembre, 2012
    1

    Soy un gran amante de las rosas, de hecho dedico mi vida a criarla y me gano la vida con ello, y aconsejo siempre el método más natural, la planta como ser vivo se hace más fuerte. Hace 2 semanas compré 5 pulverizadores ecojet para preparar nuestros propios productos bio y el trabajo tanto de prevención cómo de tratamiento es efectivo al 100% y con las “pistolitas” éstas que os digo es fácil y efectivo.

    En definitiva, cuanto más natural mejor, y si teneis este pulverizador que os digo, pues mejor que mejor.

  2. Héctor Hernández, 28 Noviembre, 2012
    2

    Me alegro que alguien que se dedica a criar rosas diga que es mejor tratarlas de un modo más natural. Gracias por la respuesta.

Deja un comentario.