Plagas y enfermedades de las plantas » Problemas de calcio en el cultivo de tomate

Problemas de calcio en el cultivo de tomate


Aprovechando que los primeros tomates empiezan a madurar en nuestro huerto, queremos hablaros de una fisiopatía muy frecuente y que puede provocar la pérdida de toda la cosecha.

 Problemas de calcio en el tomate1

La necrosis apical del tomate es un síntoma muy frecuente que aparece en los tomates, pero también puede afectar a pimientos y berenjenas. A medida que el fruto del tomate empieza a madurar aparece una mancha negra en la base que estropea completamente el fruto.

 

¿Cuál es la causa?

La principal causa que provoca este síntoma es la deficiencia de Calcio. El Calcio es uno de los nutrientes esenciales de las plantas. Su carencia puede deberse a causas directas (no hay Calcio suficiente en el suelo) o a causas indirectas (aun habiendo calcio suficiente existen condiciones que impiden su absorción por la planta).

Generalmente las causas no se deben a que hay poco calcio en el suelo sino a causas indirectas que provocan una deficiente absorción. Los principales factores que afectan a la absorción de calcio son:

  • Suelos salinos o sódicos: la presencia de Sodio compite con el Calcio, dificultando su adsorción por parte de la planta.
  • Riegos irregulares que hacen que el suelo se seque completamente y que la planta pase periodos de estrés hídrico. También inciden negativamente condiciones como altas temperaturas y baja humedad relativa, ya que en estas situaciones, la planta prioriza las hojas frente al fruto, llevando hacia ellas el Calcio.
  • Relación desproporcionada de otros nutrientes como Magnesio, Potasio o Nitrógeno. Estos nutrientes entran en competencia en la absorción de Calcio por parte de la planta.

A estos factores hay que añadir la baja movilidad del Calcio en la planta que dificulta aún más que este nutriente llegue al fruto durante su cuajado. De hecho, en muchas ocasiones el nivel de Calcio que se detecta en las hojas es el adecuado, sin embargo no lo es en el fruto.

¿Y los síntomas?

Como ya hemos comentado el principal síntoma es que en la base del fruto aparece una mancha negra o zona necrótica que crece a medida que crece el fruto y que lo hace inaprovechable. También esta fisiopatía se conoce como BER (por las siglas de Blossom End Rot).

Problemas de calcio en el tomate

Sin embargo, antes de que aparezcan los síntomas en el fruto, la deficiencia puede detectarse en las hojas jóvenes (no siempre) donde aparecen zonas necróticas en los bordes y se doblan hacia arriba.

 

¿Cómo controlarlo?

En casos no muy graves y que se han detectado rápidamente, se puede controlar eliminando los tomates afectados, regulando el riego (mejor dosis menores pero con mayor frecuencia) y/o aportando calcio.

En función de la gravedad del problema se puede aportar nitrato de calcio o calcio soluble. En este último caso se deberá evitar aportes posteriores de abonos potásicos y amoniacales que entrarán en competencia con el calcio. Las dosis variarán entre 5 y 10 Kg/ha en función del tipo de riego, siendo menor en riegos localizados porque las pérdidas por lixiviación son menores.

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Conoce más sobre la autora en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.