Secretos de las plantas » 5 secretos sobre las suculentas que te sorprenderán

5 secretos sobre las suculentas que te sorprenderán


Una de las principales características de las plantas suculentas es su resistencia y su fácil cuidado. Aunque tienen otras muchas propiedades, algunas de las cuales pueden resultarte sorprendentes.

Las plantas suculentas, también conocidas como crasas, son aquellas capaces de almacenar agua suficiente para hacerlas resistir a las situaciones climáticas más adversas.

Existe una amplia variedad de especies de suculentas que han sido clasificadas en diferentes familias. Algunas de las más conocidas son el aloe vera, el cactus, la rosa de alabastro o el árbol de jade.

Todas tienen en común su gran resistencia y sus sencillos cuidados. Aunque también tienen una serie de cualidades que le confieren ese carácter especial.

Secretos y curiosidades sobre las suculentas
1.Las suculentas capturan el dióxido de carbono por la noche a través de sus poros abiertos, que cierran por la mañana para no perder nada de la humedad. Así, resisten mejor las altas temperaturas diurnas y aprovechan los nutrientes. Al no abrir sus poros o estopas durante el día, sus hojas no se marchitan.

2.Las espinas de los cactus, en realidad son hojas que se han ido adaptando para poder sobrevivir. Las crasas las han ido engordando para retener el máximo de agua posible.

3.Aunque este tipo de plantas se asocia a lugares desérticos, lo cierto es que hay algunas especies que también pueden vivir en lugares más fríos, pues pueden resistir hasta temperaturas de más de 5º bajo cero.

4.Se pueden reproducir a través de una hoja. Solo tienes que cortar un pedazo de la flor, aunque no tenga raíces, y colocarla encima de la tierra. Ni siquiera es necesario que llegues a enterrarla. Pulvirízándola con agua, al cabo de unas semanas comprobarás que ella misma se ha agarrado a la tierra y al poco tiempo, podrás trasplantar a una nueva maceta.

5.El color asociado a estas plantas es el verde, aunque existen especies que sorprenden por su variedad cromática. Las pertenecientes al género Pereskia pueden confundirse con rosas salvajes. También hay algún cactus que tiene efectos alucinógenos, como el Laphophora williamsii o el Echinopsis pachonoi.

Hay todo un mundo maravilloso por descubrir en torno a las suculentas, con especies de lo más asombrosas. En California, hay incluso un cactus que es capaz de moverse. Conforme va creciendo se va desplazando en una dirección, mientras que el tejido que deja se va muriendo poco a poco.

Las suculentas son plantas poco exigentes, pero no por ello tienes que prestarle unos cuidados y atenciones mínimas.
A pesar de que son capaces de almacenar mucha agua en su interior, lo que hace que no sea necesario regarlas con asiduidad, es un error pensar que no necesitan que les des de beber de vez en cuando. El agua que acumulan en sus hojas o tallos tiene que salir de algún sitio y si nadie se la proporciona puede acabar secándose.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.