Secretos de las plantas » Capuchinas en el jardín

Capuchinas en el jardín


Esta planta, muy popular, presenta vivos colores con pétalos moteados y aporta un toque de vivacidad a cualquier jardín. Sus hojas tienen un fuerte sabor parecido al del berro y pueden utilizarse en ensaladas.

capuchinas rojas

Su nombre científico proviene del griego ‘trofeo’  y se refiere a la forma de sus grandes hojas, que se asemejan a un escudo, y a las de sus flores, que recuerdan el casco de los soldados  tienen una suave fragancia.

Algunas variedades son trepadoras anuales y otras, más compactas y perennes, pueden plantarse en maceteros o en los bordes de un jardín. La más clásica es la Tropaeolum majus, cuya variedad ‘Alaska’ tiene hojas jaspeadas de color crema y es de composición abigarrada.

La capuchina crece y se dispersa con mucha facilidad y prospera en terrenos relativamente áridos. Si el suelo es muy rico en nutrientes o se riega con frecuencia, se obtendrá un abundante follaje pero escasas flores.

capuchinas mix

Esta planta se emplea con eficacia para controlar algunas plagas (atrae a la mosca blanca) y es beneficioso plantar capuchina cerca de otras plantas con flores o de vegetales como sistema de protección.

A esta planta tónica se le atribuyen propiedades beneficiosas para la depuración de la sangre e incluso como afrodisíaco. Se recomienda para paliar las infecciones del aparato respiratorio y del tracto urinario. Sus hojas son muy ricas en vitamina C y cuando se consumen en ensalada pueden coadyuvar en el tratamiento de estados catarrales.

Su uso culinario se basa en las ensaladas, las hojas aportan un sabor parecido al de la pimienta. También combinan bien con una crema de queso. Si se conservan las semillas en vinagre, se obtiene un encurtido parecido a la alcaparra. Con las flores se repara un vinagre perfumado.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.