Secretos de las plantas » Cortaderia, evita esta planta invasora en tu jardín

Cortaderia, evita esta planta invasora en tu jardín


Muchas plantas que se utilizan tradicionalmente como ornamentales, se han convertido en un serio problema por su rápida diseminación y por la invasión de espacios naturales de alto valor ecológico. Hoy te contamos el caso de la Cortaderia selloana y te damos algunas alternativas que puedes utilizar en tu jardín.

BEP11956

Hoy nos trasladamos a los jardines y las huertas para hablar de una especie naturalizada en nuestro territorio, capaz de producir descendencia numerosa a gran distancia de sus progenitores y por tanto capaz de extenderse por grandes zonas del territorio. La planta invasora de la que hablamos es Cortaderia selloana.

Es una planta natural de América del Sur. En España, esta gramínea predomina en la Cornisa Cantábrica y en algunos puntos de Cataluña, aunque aparece también en otras zonas del territorio de manera dispersa. También aparece en las islas Canarias.

Se introdujo como planta ornamental de cultivo en jardines, ya que es una planta muy alta y exuberante, que posee una vistosa inflorescencia en forma de plumero muy fácil de reconocer en verano.

No solo la encontramos en España, invade gran parte del globo, e incluso ambientes de alto valor ecológico. Modifica enormemente el paisaje. En nuestro país invade las riberas de los ríos, las zonas fluviales, las dunas, los estuarios… En la zona norte de la península invade taludes y desmontes de las vías de comunicación. Ha sido catalogada como especie exótica invasora.

Su fácil diseminación se realiza porque produce gran cantidad de diásporas, que se diseminan por el viento. Además, es una planta muy bien adaptada a temperaturas extremas y a sequía.

La expansión de Cortaderia es posible porque se reproduce formando macollas, brotes secundarios que salen de la planta original. Y al mismo tiempo, es una planta que tiene agujas de sílice en sus hojas por lo que no es apetecible para los herbívoros.

Su erradicación es muy difícil. Se suele recurrir a su eliminación mecánica manual por cuadrillas de operarios debidamente protegidos de las cortantes hojas de la planta. La poda de los plumeros antes de que echen semillas es un método positivo para evitar su expansión.

Si es soportable por la vegetación natural colindante, se utilizan herbicidas como el Fluazifop-p-butil éster o el glifosato.

Estas medidas deben repetirse cada año hasta su total erradicación de la planta en las zonas invadidas, asegurándose de que no aparezcan nuevos individuos.

Para evitar favorecer la propagación de esta especie, os recomendamos que evitéis plantarla en vuestro jardín y que para sustituirla utilicéis otras especies autóctonas con características estéticas y ornamentales similares.

Algunas especies que podéis utilizar y que recomiendan en el manual técnico “Jardinería mediterránea sin especies invasoras” editado por la Generalitat Valenciana son: Ampelodesmos mauritanica, Saccharum ravennae o Stipa tenacissima, Crataegus monogyna O Phormium tenax.

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Conoce más sobre la autora en su

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.