Secretos de las plantas » La luna y su influencia

La luna y su influencia


Desde la antigüedad, pasando desde el antiguo egipcio, las tribus mayas y nuestros antepasados, usaban la luna a la hora de realizar las tareas en sus huertos. A día de hoy, muchas de estas costumbres se han ido perdiendo, dejando tras nosotros sabiduría popular, que no deberíamos dejar escapar. Por ello, quiero retroceder en el tiempo y devolveros estos conocimientos.

El efecto de la luna

Como bien sabemos, la luna puede encontrarse en 4 estados bien diferenciados: Luna nueva, cuarto creciente, cuarto menguante y luna llena.

La luna nueva, también llamada por los agricultores, luna de descanso, es llamada así a la que durante ese periodo, es momento de dejar reposar al suelo, pero no por ello quiere decir que no haya tareas que realizar el el jardín. Es buen momento para realizar tratamientos contra plagas, eliminación de hierbas adventicias (malas hierbas), abonar y arar el suelo. También es buen momento para hacer injertos y trasplantes.

Cuarto creciente, es el periodo más propicio para la siembra, debido a que durante este tiempo, hay un mayor desarrollo de la parte aérea. También son bienvenidos los trasplantes y es el momento más propicio para cortar el césped. Pero lo que no debemos hacer bajo ningún concepto es podar, regar las plantas de flor y tratar las plagas.

Durante la luna llena, gracias a que la sabia es más abundante que nunca, se recomienda la recolección de los frutos, pues así saldrán más sabrosos. También debemos recolectar las aromáticas y medicinales de nuestros jardines. Si tenéis plantas de interior y os estáis planteando trasplantarlas, no hay mejor momento. Por encima de todo, no podéis, pues como ya he mencionado antes, la sabia se encuentra muy abundante y podría secarse la planta.

Cuarto menguante, es el periodo en que la circulación de la sabia de las plantas se encuentra más parada, por ello aprovecharemos para realizar las podas y abonar las plantas. También es un momento propicio para tratar las plagas y eliminar hierbas adventicias. En el huerto debemos aprovechar para plantar tubérculos.

 

Para finalizar quiero dejaros un dato curioso.

De luna llena a cuarto menguante, el crecimiento de las raíces es elevado, pero el de las hojas es casi nulo.

De cuarto menguante a luna nueva, el crecimiento es nulo tanto de follaje como de raíces.

De luna nueva a cuarto creciente, el crecimiento tanto de raíces como de follaje es bastante balanceado.

Y de cuarto creciente a luna llena, el crecimiento de las hojas es mucho mayor que el de las raíces.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.