Secretos de las plantas » Las 10 plantas más venenosas

Las 10 plantas más venenosas


Hoy os vamos a dar la lista de las 10 plantas más venenosas del mundo.

10 plantas venenosas

Cuidado con todas ellas.

1. Dieffenbachia

Una de las plantas más populares de interior. Esta planta contiene un látex en su interior que produce quemaduras en la piel. Si se ingiere puede causar serios problemas intestinales, por lo que se recomienda tenerla lejos del alcance de los niños.
2. Cicuta (cicuta matulata)

Es considerada la planta más venenosa del continente Americano. Quienes sobreviven el envenenamiento de la cicuta experimentan condiciones a largo plazo como amnesia. Los síntomas son convulsiones violentas y dolorosas, náuseas, vómitos, calambres y temblores musculares.

Nativa de Norteamérica
3. Regaliz Americano (Abrus precatorius)

Sus bellas semillas a menudo se utilizan en la joyería y la fabricación de rosarios. Sin embargo, cuando el revestimiento se rompe pueden llegar a ser muy peligrosas. Su veneno impide la síntesis de proteínas, una de las tareas más importantes de la célula. Al inhalarla provoca dificultad para respirar, fiebre, náuseas y líquido en los pulmones. Si se ingiere causa náuseas y vómitos que conducen a la deshidratación y el atrofio de los riñones, hígado y el bazo. La muerte generalmente sobreviene en cuestión de tres a cuatro días.

Nativa de Indonesia, aunque se encuentra alrededor del mundo en climas tropicales y subtropicales.
4. Belladona (Atropa belladonna)

El veneno de la belladona afecta el sistema nervioso. En dosis suficientes, paraliza las terminaciones nerviosas de los músculos involuntarios del cuerpo, tales como los vasos sanguíneos, el corazón y los músculos gastrointestinales. Los sintomas al ingerirla son pupilas dilatadas, sensibilidad a la luz, visión borrosa, dolor de cabeza, confusión y convulsiones.

Es nativa de Europa, el norte de África y el oeste de Asia, aunque también se encuentra en algunas partes de Norteamérica.
5. Higuera infernal (Ricinus communis)

Es cultivada por sus semillas, de donde se obtiene el aceite de ricino, el cual además de ser un potente purgante se utiliza en la fabricación de pinturas, barnices, lubricantes y líquidos para frenos. La cubierta de la semilla es altamente tóxica, provoca nauseas, calambres abdominales, vómito, hemorragia interna e insuficiencia renal.

Es originaria de África, pero actualmente se encuentra distribuida alrededor del mundo.
6. Tejo común o negro (Taxus baccata)

Pese a sus propiedades venenosas ha tenido varias aplicaciones a través de los siglos. Actualmente, su extracto es utilizado en la fabricación de paclitaxol, fármaco que desacelera el crecimiento del cáncer de los ovarios, de mama y pulmón. Consumir las hojas y, en menor medida, las semillas provoca mareos, boca seca, pupilas dilatadas, debilidad, ritmo cardiaco irregular y, posiblemente, la muerte.

Originaria de Europa, se distribuye por todo el mundo.
7. Ageratina altissima

Hasta la década de 1920, era común que causara la “enfermedad de la leche”, condición que afectaba a las personas que bebían la leche de una vaca que había comido la planta venenosa. Consumirla da síntomas de mal aliento, pérdida de apetito, apatía, debilidad, dolores vagos, rigidez muscular, vómitos, malestar abdominal, estreñimiento grave, coma y, posiblemente, la muerte.

Nativa del este de Norteamérica
8. Acónito común (Aconitum napellus)

Tan sólo tocarla puede ser peligroso. Los científicos nazis la empleaban para envenenar las balas y los pastores en la antigua Grecia la untaban a sus flechas para matar lobos. Consumirla causa quemaduras en la boca, salivación, vómito, diarrea, irregularidades cardiacas, coma y, a veces, la muerte.

Nativa de las regiones montañosas de Europa.
9. Estramonio (Datura stramonium)

Los primeros colonizadores europeos en el Nuevo Mundo cometieron el error de comerla en 1607, en el asentamiento de Jamestown. Se le ha asociado al vudú y la brujería debido a sus propiedades alucinógenas. Sus sintoams son la dilatación de las pupilas, ritmo cardíaco acelerado, alucinaciones, delirio, comportamiento agresivo, coma y convulsiones.

Crece en el Caribe, Estados Unidos y Canadá
10. Manzanillo de la muerte (Hippomane mancinella)

Es tan venenoso que simplemente inhalar su humo o aserrín provoca tos, laringitis y bronquitis. Por contacto; ampollas, quemaduras e inflamación (en caso de los ojos ceguera). Ingerida; inflamación de la garganta y problemas gastrointestinales severos.

Se encuentra principalmente en Centroamérica y el Caribe.

 

Fuente: Muy interesante

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.